El mundo de la arquitectura evoluciona a pasos agigantados. Los estudios de arquitectura de todo el mundo, buscan nuevas soluciones que ofrecer a sus clientes, nuevos métodos de trabajo y materiales que permitan crear casas que sean más cuidadosas con el medio ambiente, pero que además sean igual de fuertes y duraderas. Hasta ahora, las estructuras de hormigón, el hierro o la madera era los materiales más utilizados, pero esto podría cambiar gracias al proyecto Wikkelhouse, donde el cartón es el material utilizado para su fabricación.

Wikkelhouse, el cartón como elemento principal

wikkelhouse 1

Ya hemos comentado que lo más llamativo de esta casa es el uso de cartón como material principal para su construcción. A simple vista puede parecer que se trata de una material muy endeble y que por sí solo no sería capaz de ser la pieza angular de una vivienda. En parte puede ser verdad, pero hay que decir que no se trata de un cartón convencional, sino que es tratado de una forma muy especial para conseguir que sea mucho más fuerte, y por tanto, más duradero. No es la primera vez que en nuestro blog hablamos de cosas hechas con cartón, ya que hace un tiempo también os hablamos de un restaurante donde las mesas y las sillas estaban fabricadas con cartón.

Han sido cuatro años lo que han tenido que dedicar el estudio de arquitectura Fiction Factory para conseguir la construcción actual. Su idea del tratamiento del cartón, está basada en una idea utilizada para hacer más resistentes las cajas de frutas, pero con ciertas diferencias.

wikkelhouse 3

La patente diseñada por este estudio, consiste en 24 capas finas de cartón virgen, un material que es obtenido de árboles procedentes de los bosques escandinavos. Cada una de estas capas se adhieren entre sí mediante el uso de un pegamento especial, un pegamento sostenible con el medio ambiente, lo que genera una estructura muy resistente y aislante.

Para aportar una mayor rigidez y seguridad, se termina con el uso de una plancha de madera y aluminio que la protege de cualquier fenómeno meteorológico.

Una casa respetuosa con el medio ambiente

wikkelhouse 12

De unos años a esta parte, uno de los principales objetivos de cualquier arquitecto a la hora de diseñar una vivienda, es conseguir que sea lo más cuidadosa con el medio ambiente. Tenemos ejemplos en nuestro sitio, como la mansión Villa K o una vivienda que fue diseñada por Tatiana Bilbao. La casa Wikkelhouse no podía ser menos. Sus creadores afirman que se puede llegar a reciclar el 100% de todos los materiales utilizados, algo único en el mundo.

Aunque para la fabricación del cartón es necesario la tala de árboles, se ha comprobado que este sistema es mucho más respetuoso con el medio ambiente que el proceso de elaboración de cemento.

Según sus creadores, está pensada para que tenga una vida útil de al menos 50 años sin que sufra ningún tipo de deterioro.

Estructura flexible

wikkelhouse 2

El proyecto Wikkelhouse se puede catalogar dentro del mundo de las casa modulares, ya que podemos añadir tantas secciones como queramos. Cada una de esas secciones tiene una superficie de 5 metros cuadrados y pesa unos 500 kilos. Gracias a esta modularidad, puede ser utilizada para construir una casa familiar, un estudio de trabajo, un espacio portátil para eventos, ferias o festivales.

Para conseguir una mejor iluminación en el interior, la fachada frontal está fabricada de cristal, consiguiendo un habitáculo cerrado de forma permanente.

Precio asequible a todos los bolsillos

Wikkelhouse

Otra de las características típicas de las casas modulares, es que suelen ser más económicas que las tradicionales. Esta no iba a ser menos, y una vivienda compuesta por tres segmentos cuesta menos de 25000 €, eso sí, a este precio habría que sumarle el coste del transporte y de la instalación, cosa que puede hacerse en un día.

Para todos aquellos que os ha gustado este proyecto, deciros que por ahora sólo está disponible para Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Reino Unido, Alemania y Dinamarca ya que la empresa quiere estar cerca de cada una de las viviendas que construyen para poder hacer un seguimiento personalizado en todo momento, aunque no descartan expandirse a otros países en un futuro cercano.

Wikkelhouse maqueta

Además de ese problema, la empresa se ha marcado como tope, construir 12 casas de este tipo al año, para asegurar que los materiales cumplen con todas las garantías y para evitar que por querer abarcar mucho, surjan problemas en los diseños.

Si con lo visto hasta ahora sobre el proyecto Wikkelhouse no habéis tenido suficiente, queremos compartir con todos vosotros el vídeo que la propia compañía ha subido a la plataforma de Vimeo, donde explica en qué consiste su proyecto y lo versátil que puede llegar a ser.

¿Qué os ha parecido la iniciativa del proyecto Wikkelhouse? ¿Pensáis que es una buena solución a la hora de construir una casa? Animaros y compartir con nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here