Uno de los mayores problemas que sufre nuestro planeta es la elevada contaminación al que está sometido. Cada día que pasa, millones de toneladas de productos nocivos son arrojados a la atmósfera. Esto se traduce en una peor calidad del aire y un problema para la mayoría de las personas. Mientras que los gobiernos de todos los países se ponen de acuerdo en la forma de reducir esta contaminación, en China han querido dar un paso al frente y ser el primer país del mundo en construir una ciudad bosque cubierta de árboles para combatir la contaminación.

Arquitecto Stefano Boeri

China es uno de los países más contaminantes del planeta. A lo largo de toda su geografía, nos encontramos con regiones que expulsan gran cantidad de productos nocivos a la atmósfera. Una de estas regiones es Liuzhou, conocida por su fundición siderúrgica y su fabricación automovilística. Todo esto la ha convertido en una ciudad muy contaminante y contaminada. Por suerte, todo esto podría cambiar una vez se complete el proyecto de ciudad bosque que ha diseñado el arquitecto italiano Stefano Boeri.

Se trata de una ciudad que una vez terminada, acogerá a 30.000 personas y cuyo principal objetivo será combatir la contaminación. Para ello, se utilizará casi un millón de plantas naturales de más de 100 especies distintas. También se colocarán más de 40.000 árboles que serán capaces de absorber casi 10.000 toneladas de dióxido de carbono y 57 toneladas de contaminantes. A cambio, cada año que pase, esta ciudad bosque será capaz de generar 900 toneladas de oxígeno.

Todo esto será posible gracias a que todos los edificios que formarán parte de esta ciudad, estarán cubiertos de plantas y árboles. Miremos donde miremos, lo único que encontraremos será el color verde de la naturaleza. Se trata de algo parecido al edificio Árbol de Montpellier pero a lo grande.

Una ciudad bosque autosuficiente

Gracias a esta combinación ecológica, la ciudad ayudará a reducir la temperatura media del aire y mejorando la calidad del aire de la zona. También actuará como barrera contra el sonido y se creará un hábitat para todo tipo de especies de animales, mejorando la biodiversidad de la región.

La ciudad estará conectada por medio de una vía rápida para coches eléctricos y una línea ferrovial de alta velocidad. Por si esto no fuera poco, la ciudad será autosuficiente. Funcionará con energía renovable como la solar o la geotérmica.

La vegetación está diseñada para que recorra los balcones y los tejados de una serie de rascacielos de la ciudad, abarcando 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang.

Se espera que la construcción de esta ciudad verde esté finalizada para el año 2020. Esperemos que sea la primera de muchas iniciativas llevadas en todo el mundo para luchar contra el problema de la contaminación.

¿Qué os ha parecido esta ciudad bosque que se va a construir en China? ¿Pensáis que es una medida que el resto de países deberían llevar a cabo? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here