Hace mucho tiempo que no hablábamos del movimiento conocido con el nombre de Tiny House. Esas pequeñas casas que se construyen en plataformas de pocos metros cuadrados pero que ofrecen todo lo necesario para poder vivir. Una de sus principales características, es que se pueden mover de un lado a otro de forma sencilla. Es el caso del ejemplo del que hoy queremos hablaros. A simple vista parece una casa de reducido espacio parecida a muchas de las que ya hemos compartido con vosotros, por ejemplo el caso de Cascade Lodge o la transformación de un viejo autobús de colegio en una vivienda. Pero esta casa tiene algo especial que la diferencia del resto, ya que está totalmente adaptada para personas con movilidad reducida que tienen que utilizar sillas de ruedas. Veamos más sobre esta pequeña casa sobre ruedas.

Fuera las escaleras

 

Para conseguir que una de estas pequeñas casas sobre ruedas esté adaptada, es necesario derribar cualquier tipo de barrera, empezando por las molestas escaleras. En este tipo de construcciones, acabar con las escaleras de entrada ha sido uno de los grandes problemas para los diseñadores pero en este caso, para dar solución a esta situación, se optó por una rampa en zigzag que sube hasta la puerta de entrada.

Que se hiciese en zigzag tenía un objetivo muy claro, hacer que la rampa fuera lo más suave posible para que el usuario no corriese peligro de caerse. También se habilitó barandillas a los lados para una mayor seguridad.

 

 

Cuando las casas tienen un espacio reducido, lo más habitual es que se intente aprovechar el espacio que queda sobre nuestras cabezas. Esto se traduce en un uso de escaleras, algo que no es apto para las personas con movilidad reducida. En este caso, no es así, pero esto no significa que no haya sido posible crear estancias más amplias por donde moverse con sillas de ruedas.

Una casa para todas las personas

Este tipo de casas se han convertido en una buena opción para que se alojen en ellas personas ancianas o discapacitados cerca de nuestra casa, mientras que se le proporciona privacidad a esas personas.

 

Todas las habitaciones de esta casa, se encuentran en un único nivel. Cuenta con puertas suficientemente amplias para que una silla de ruedas pueda pasar sin problemas.

Debido a que las áreas son más grandes, la casa no cuenta con un espacio definido para la cocina, sino que está todo unido. Se podría decir que la cocina forma parte del dormitorio o viceversa. Si que nos encontramos con un cuarto de baño independiente y totalmente funcional y accesible.

En la parte trasera, nos encontramos un porche donde poder disfrutar del aire libre. Esta zona puede ser personalizada a los gustos de cada persona.

Muebles adaptados a las personas

Todos los muebles, como este escritorio incorporado, así como los aparatos y los interruptores de luz, están colocados a una altura para que un usuario con silla de ruegas pueda alcanzar a ellos.

La principal diferencia entre esta casa y otras similares no adaptada, lo encontramos en el baño. En la mayoría de este tipo de casas, el baño ocupa el menor espacio posible, pero en este caso ocupa mucho más espacio. Esto es debido a que es necesario habilitar un espacio amplio para que la persona en silla de ruedas pueda moverse.

El cuarto de baño cuenta con una ducha de mano para mayor comodidad. El inodoro y el lavabo también se incluyen en el año. Toda la zona está revestida de metal y azulejos para una mayor protección.

Al igual que el resto de la casa, la puerta de acceso al cuarto de baño ocupa un espacio mayor al que podría tener una puerta normal.

¿Qué os ha parecido esta pequeña casa sobre ruedas que está completamente adaptada para personas con problemas de movilidad? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Podéis ver más información sobre esta pequeña casa sobre ruedas en el portal treehugger.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here