El principal problema al que tienen que hacer frente aquellas personas que viven en el interior de un pequeño apartamento, es conseguir hacer sitio para poder almacenar todas sus cosas o bien poder disfrutar de una zona de relax para liberar el estrés que almacenamos durante el día, aunque con un poco de ingenio podemos llegar a conseguir algo realmente sorprendente. Es el caso del pequeño apartamento del que hoy os queremos hablar. Cuenta con escasos 50 metros cuadrados y ha sido reformado por la firma de arquitectura brasileña Vão arquitetura. Se trata de un inmueble que contaba con techos muy altos que han sido aprovechados para crear una exclusiva zona de estar abuhardillada.

Entrada multifuncional

Al entrar en este moderno apartamento, lo primero que nos encontraremos será una pequeña pared rodeada de paneles de madera. Tras estos paneles, se encuentran un gran número de estantes pensados para el almacenamiento de cosas. Cabe destacar el fregadero que también nos encontramos en su interior, y que al estar tras la puerta, no es visible para todas las visitas que reciba su dueño.

El apartamento cuenta con un plano de planta abierto con la sala de estar, el comedor y la cocina. Todo está dentro del mismo espacio gracias a la eliminación de todo tipo de paredes. Con esto se consigue ganar amplitud. El uso de techos inclinados y el color blanco, permite que el espacio parezca más grande.

En la cocina, nos encontramos con una serie de armarios de color blanco que llegan hasta el techo. Mientras, en su parte inferior se instaló una serie de muebles de madera con una encimera de cemento. En los dos extremos se situaron la cocina y la nevera.

Baño privado

Cerca de la cocina, nos encontramos el baño que cuenta con un tocador de madera y hormigón, similar al que nos hemos encontramos en los muebles de la cocina.

Frente a la puerta del baño, nos encontramos la entrada al dormitorio. Este cuenta con estanterías sencillas que proporcionan espacio de almacenamiento adicional, además de actuar como mesita de noche y pared de privacidad.

Volviendo a la sala de estar, justo en la pared opuesta al sofá, nos encontramos una estantería de hierro personalizada llena de libros, dispositivos electrónicos y una colección de discos.

Una escalera de hierro en la misma pared, conduce hacia un espacio elevado que se puede utilizar como espacio de almacenamiento o bien como área de descanso adicional.

¿Qué os ha parecido el diseño de este pequeño apartamento? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here