Las tuberías y los desagües son una parte fundamental en nuestra vivienda. Principalmente, porque por ahí se suceden todas las transacciones de agua dentro de nuestro domicilio. Por ello, es imprescindible tener ciertas precauciones para que no se produzcan fugas de agua que pueden acabar afectan a nuestro bolsillo.

Una de las principales causas de que se pueda romper una tubería y que se produzcan las temidas fugas de agua es el deficiente uso de la instalación y falta de mantenimiento de las cañerías. En ocasiones, a la hora de realizar la conexión de tuberías dentro de un edificio, estás no se suelen realizar bien y ello puede provocar problemas en el futuro.

Otra de las principales causas es la fuerte presión del agua. Fuertes presiones en el agua pueden terminar rompiendo las tuberías y provocando. Estos cambios en la presión pueden producirse por grandes lluvias o bombas de agua estropeadas.

Por último, otras de los principales motivos por los que estos instrumentos se estropean tienen que ver con tirar prácticas habituales que se suelen realizar en un gran número de viviendas como tirar restos de alimentos, aceite y grasas por el fregadero. Esto hace que con el paso del tiempo se puedan producir las molestas humedades o que se sucedan filtraciones de otro tipo.

Prevención y soluciones para acabar con las fugas en tu domicilio

Una de las posibles soluciones para acabar con las fugas de agua es llamar a Fugatec en Madrid, pero para no volver a caer en este problema, hay que llevar a cabo una serie de prácticas para que no se vuelva a producir la temida fuga de agua una vez que una empresa especializada haya hecho una reparación y haya dejado todo a la perfección.

Observar el contador del agua: Esta actividad es bastante importante ya que podrás comprobar si tu tubería sufren algún problema. Si la rueda del contador se mueve esto querrá decir que tienes problema en tu instalación. En caso de que esto no suceda, puedes estar tranquilo, tus tuberías están en perfecto estado y si por ejemplo, tienes humedades, tendrás que ver si todo está fuera de casa. Si la fuga es exterior, busca lugares donde el terreno esté blando, crezca más vegetación sin motivo aparente o haya baldosas que se muevan. Si después de aplicar todos estos consejos no logras encontrar el lugar de origen del escape de agua, solo un sistema profesional de detección de fugas puede localizarla.

Comprobar los grifos tras cerrar las llaves de agua: Otra buena forma de comprobar si tienes problemas es cerrar la llave del agua y verificar si de los grifos de tu domicilio sigue saliendo agua. Si esto es así, tendrás que llamar al fontanero para arreglar la fuga.

Vierte una olla de agua hirviendo: Esta será una buena forma de prevención, ya que el agua hirviendo fundirá la grasa acumulada.

No tirar sustancias químicas ni pinturas: Esto debe estar prohibido por el bien de tu economía.

Recurrir a las nuevas tecnologías: Gracias a las nuevas tecnologías que han surgido en los últimos años es posible detectar el punto exacto del escape. Estos avances suponen una disminución de roturas en paredes, techos y suelos al mínimo indispensable, haciendo que la reparación sea mucho más rápida y menos costosa.

Verter media taza de levadura química y de vinagre blanco: Una vez cada dos semanas, tendrá que tapar el desagüe para que esta mezcla haga efecto en tu cañería.

Estas son las mejores soluciones y prevenciones para cuidar las tuberías de tu domicilio. Si tienes una casa más grande, incluso con una buena piscina de grandes dimensiones, estos cuidados tendrán que ser mayores para que tu bolsillo no se resienta demasiado.

Principalmente porque las fugas de agua en piscinas en piscinas son muy habituales y si pasan desapercibidas y no se reparan, con el paso del tiempo pueden producir importantes daños y pérdidas económicas. Si en algún momento crees que puedes estar sufriendo si en algún momento crees que puede estar sufriendo en las instalaciones de su piscina una fuga de agua, lo más importante en el momento será solicitar la ayuda de un servicio profesional especializado en las fugas de piscinas para quedarte más tranquilo y que todo no se traduzca en pérdida de dinero en tu cuenta corriente.

Uno de los métodos más reconocidos para saber si hay un fuga en una piscina consiste en introducir un gas en la tubería afectada y mediante unos equipos especializados, obtener la medición acústica del gas que escapa por los poros o grietas de la tubería por donde se produce la fuga de agua. De esta forma se podrá localizar con mayor exactitud el punto afectado. Si tienes maña y conocimientos en la materia, incluso tu podrás detectar de primera mano si las tuberías de alimentación y tuberías de desagüe están dañadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here