¿Crees conocer todos los tipos de tornillos? Aquí están los más populares

Hay temas con los que nos sentimos tan relacionados, que cometemos el error de no indagar un poco más para afianzar nuestros conocimientos. En este artículo hablaremos un poco sobre los tornillos, una herramienta que para muchos es bastante conocida, y que su uso se emplea al día de hoy, en prácticamente todos los segmentos de la construcción.

Nuestros móviles, ordenadores, cocinas, coches, o incluso los satélites, cuentan con tornillos, pero, ¿conoces los tipos de tornillos que existen?

Generalmente, descubrimos el nombre de un tornillo cuando nos encontramos con una nueva versión con la que no habíamos trabajado antes. Es probable que hayas tenido que utilizar una llave hexagonal de RS por primera vez, o has tenido que ir al almacén por una nueva llave para extraer un tornillo de cabeza hexagonal.

La clasificación de los tornillos se puede hacer en función de tres aspectos, según su material, el tipo de cabeza o el uso que se le va a dar. Para no hacer esta guía tan extensa, intentaremos resumir tanto como sea posible cada clasificación. Estamos seguros de que, con esta información, tendrás un conocimiento mucho más sólido, acerca de la variedad de tornillos que puedes encontrar en el mercado.

Tornillos según su material

Cada tornillo ofrece una eficiencia diferente según el material que van a unir. Aquí radica la importancia de tomar en cuenta cuáles son las condiciones del proyecto, para valorar el tipo de tornillos por el que debemos ir a la tienda.

Los tornillos de acero suelen ser los más populares en caso de que haya humedad, ya que, tienen una gran resistencia a la corrosión, y su acabado estético ofrece resultados bastante atractivos cuando se emplea en interiores.

Los de acero inoxidable son aún más resistentes, y si los empleas en exteriores, su durabilidad será mucho más prolongada, ya que, ofrecen una gran resistencia a altas temperaturas y corrosión. Los tornillos de latón suelen ser una alternativa más viable cuando estos serán visibles, pues, tienen un acabado más refinado, y suelen ser utilizados en madera.

Según la cabeza del tornillo

Una de las partes indispensables de un tornillo es su cabeza, lo que suele atribuirle una clara clasificación. Utilizar la llave correcta para su manipulación garantiza un mejor agarre y precisión, evitando el incorrecto desgaste de la ranura que hará cada vez más difícil su extracción.

Dos de las versiones más populares son los tornillos de ranura o los cruciformes. Este tipo de tornillos suelen ser más eficientes cuando se necesita una fuerza moderada, es decir, se busca que queden más ajustados.

Otros dos tipos de tornillos populares son los de cabeza hexagonal o cuadrada, ampliamente utilizados en el montaje de piezas o el área automotriz. Esto se debe a que tienen una capacidad mucho mayor de apriete. En esta clasificación también destacan los tornillos Torx, que suelen ser manipulados con dispositivos eléctricos, o los Allen, que suelen contar con un hexágono interior.

Tornillos según su uso

Según el material que necesitamos unir, el tipo de tornillo será esencial para incrementar la eficiencia del agarre. Por ejemplo, un tornillo fino de rosca métrica suele ser más eficiente en el metal.

Las roscas de paso ancho suelen ser mucho más eficientes en materiales como el yeso o la madera, donde no se requiere de tanta presión. Cuando se usa un tornillo de punta afilada, se optimiza su desplazamiento en el material, ya que, se abre paso con mayor facilidad. El éxito de un proyecto, consiste en tener un conocimiento claro de los implementos y recursos que vamos a utilizar. Asegúrate de tener a la mano las llaves correctas para la manipulación de los tornillos que utilizarás, puesto que, así, evitarás hacer un daño innecesario a la cabeza del tornillo y no afectarás la punta de tu herramienta.

Scroll al inicio