Los cimientos de una construcción son muy importantes. No solo son la superficie sobre la que se edificará la casa, sino que además tienen un rol fundamental en cuestiones como son: evitar la humedad y aislar del frío.

Para que los cimientos de las casas se adapten al sitio es importante tener en cuenta las condiciones del suelo, los niveles freáticos, e incluso la calidad del relleno.

reforzar los cimientos

Dependiendo de cuándo y dónde se construya una casa, los cimientos pueden ser de ladrillo, madera tratada con conservante, bloques de hormigón o hormigón vertido, pero el material más común para las cimentaciones es el hormigón sin duda.

Los cimientos de una casa son, por tanto, elementos estructurales sobre los que se desplanta toda la construcción. Se pueden hacer diferentes materiales y sus formas y dimensiones dependen del cálculo estructural. Son el fundamento de todo edificio y se encuentran bajo su desplante.

A continuación, te vamos a contar todo acerca de los cimientos y su importancia en la construcción, ya que en muchas ocasiones hacer un refuerzo en los cimientos puede evitarnos problemas mayores en un futuro.

La importancia de los cimientos de una casa

La importancia de los cimientos de una casa radica, como ya hemos mencionado, en el soporte y anclaje que da a los muros que confinan los espacios. De ahí a que el cálculo estructural sea necesario.

Es fundamental que sus dimensiones y forma sean los indicados, ya que, de lo contrario, la casa podría tener asentamientos irregulares que pueden traer consecuencias como, fracturas en muros y, en el peor de los casos, hasta el derrumbe de la misma.

Por esa razón, deben estar debidamente calculados puesto que su tamaño es directamente proporcional a la carga que reciben y transmiten al suelo.

También te puede interesar:
10 edificios que tienen un gran tobogán en su interior

¿Cómo se hacen los cimientos?

Los cimientos de una casa o un edificio suelen hacerse siguiendo unos pasos básicos. Lo primero que se debe hacer es trazar los ejes sobre los que se desarrollarán los cimientos.

Para ello se toma un punto de inicio, que suele ser en uno de los límites de la superficie de la tierra, y se comienza el trazo. Una vez trazados los ejes se comienzan a cavar y extraer todo el material de tierras, áridos, y piedras que existan en el terreno.

Sobre la base compactada se vierte una capa de unos 10 cm de grosor de hormigón de limpieza. Esta capa sirve para que el cimiento de hormigón armado no descanse directamente sobre el suelo de tierra.

Dejaremos secar al menos 48 horas el hormigón de limpieza antes de empezar a hacer el cimiento en sí. Colocamos el zuncho de acero armado en el hueco, dejando una similar separación entre las paredes y el suelo.

Después calcularemos los metros cúbicos que necesitaremos de hormigón para tener prevista la grava, la arena y el cemento necesario para hacer el hormigón. Para hacer una mezcla de consistencia apropiada usaremos la hormiguera.

Una vez tengamos el hormigón listo lo vertemos en una carretilla y rellenaremos la zanja poco a poco. Extenderemos de manera uniforme la mezcla del hormigón con la ayuda de una paleta de albañil o un rastrillo para que el hormigón penetre perfectamente entre la armadura de acero.

Por último, para evitar todo tipo de burbujas de aire y que el cimiento se asiente removemos en la medida de lo posible con un vibrador o a mano metiendo y sacando la pala en diferentes puntos. Dejaremos secar al menos 48 horas para empezar a levantar el muro.

También te puede interesar:
Un pueblo chino abandonado es tragado por la naturaleza

¿Se pueden reforzar los cimientos?

reforzar los cimientos2

Esta es una de las preguntas que siempre nos hacemos cuando compramos una casa, y es que no es para menos, ya que una casa es nuestra mayor inversión en la vida. Por eso, debemos asegurarnos su crecimiento y expansión.

Al igual que los árboles necesitan raíces fuertes para sostenerse, una casa que quiere proyectarse hacia arriba necesita buenos cimientos.

Está comprobado que las edificaciones más resistentes a un terremoto son las que tienen sus cimientos reforzados. Si estás pensando en hacerlo, pero tienes dudas, aprovechamos para decirte que sí se pueden reforzar y que además es importante que lo hagas, para proteger tu hogar y evitar mayores desgracias en un futuro.

A continuación, te vamos a dejar algunos consejos para hacerlo:

1. Por inyección

Se inyecta mortero (arena, agua y cemento) a presión. Puedes hacer uso de diferentes aditivos que se pueden añadir a la mezcla para ayudar a reforzar los cimientos. Esto minimiza y elimina las debilidades en la cimentación.

2. Por ampliación

Se amplía el área de apoyo de las zapatas, picando la antigua y cosiéndola a la nueva estructura con hierro o con resinas epóxicas. También se puede construir cimentación debajo de la existente. Recuerda que es muy importante realizar los cálculos correctamente.

3. Sustitución del cimiento

Esta técnica es la más laboriosa ya que reemplaza por completo lo construido.

Como ves, reforzar los cimientos de una casa es importante. No solo es aconsejable hacerlo sino que puede evitarte complicaciones en un futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here