La casa que os traemos hoy ha sido diseñada por el estudio de Ramón Esteve y en ella se intenta interpretar una casa en la huerta valenciana consiguiendo que esté estrechamente ligada con el entorno que la rodea gracias a los criterios utilizados para su construcción.

arquitectura cultivada 1

El diseño de esta vivienda está situada en la localidad de Alboraya, en la provincia de Valencia y que está lindando justo en la frontera entre la población y un vástago terreno de campo donde se cultiva la chufa y otras hortalizas. La casa ocupa una esquina, compartiendo paredes con otras viviendas colindantes.

Madera para marcar los accesos

arquitectura cultivada 2

El uso de madera en el diseño de la fachada marca la ubicación tanto de la cocina como del salón además de formar parte de la gran terraza que ocupa la parte superior de la vivienda. El resto de entradas de luz se cierran utilizando un sistema de lamas motorizadas de color blanco, que una vez que se abren, muestran en su interior la madera que forman parte de la estructura.

Se busca reinterpretar la parcela de la huerta

arquitectura cultivada 3

En todo el momento, el diseño de la vivienda busca reinterpretar el concepto de huerta. Para ello juega con los colores de la madera que dependiendo de su posición, la textura y la materialidad, sus tonos varías dando un aspecto muy llamativo.

Una terraza a cuatro aguas

arquitectura cultivada 5

Siguiendo la línea del resto de la vivienda, en la parte superior nos encontramos con las mismas tonalidades, además de encontrarnos con un techo a cuatro aguas, techo al que se le ha realizado dos vaciados que dan origen a la gran terraza que nos ofrece y que tan buenas vistas nos permite disfrutar, y un patio interior que se encarga de proporcionar luminosidad al interior de la vivienda.

arquitectura cultivada 6

arquitectura cultivada 8

Vistas únicas desde el interior

arquitectura cultivada 9

Gracias a sus grandes ventanales, sobre todo el que nos encontramos en el salón, se puede observar una vista majestuosa desde la cual contemplar todos los campos de la zona, campos que forman parte de la huerta y que se pierden en el horizonte sin poder llegar a ver dónde termina.

Uso de tonos naturales

arquitectura cultivada 10

Los tonos elegidos para la decoración de la vivienda son el blanco para la fachada de la misma, junto con un pavimento con una tonalidad de color arena y paredes y techos pintados de blanco. En las zonas más oscuras se ha utilizado tableros de madera con un piso de piedra marrón oscuro.

Organización práctica

arquitectura cultivada 11

La casa consta de tres plantas a las que hay que sumarles el ático junto con la terraza y un sótano. En la planta baja es donde nos encontramos la zona de acceso, el garaje y un dormitorio para invitados. En la segunda planta es donde nos encontramos los dormitorios principales mientras que en la parte superior se ha instalado un pequeño estudio.

Una casa muy eficiente

ISO A-3 Horizontal

La vivienda pretende ser responsable con el medio ambiente. Para ello se alimenta de un sistema de pozos de geotermia. Además, en una de las pendientes de la cubierta se ha colocado una placa de tubo de vacío para suministrar al ascensor de bajo consumo toda la energía necesaria para su funcionamiento.

Para mantener la casa caliente en invierno y fresca en verano, se ha optado por un sistema de hilo radiante mixto. A todo esto hay que sumarle un sistema de ventilación natural cruzada.

arquitectura cultivada 13

arquitectura cultivada 14

Vía: Casa en la huerta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here