Los sofás son el alma de cualquier hogar, el lugar donde se pasa el tiempo de relax, y propicia la desconexión de los problemas diarios. Ya sea solo, en pareja, con la familia o amigos, es el centro neurálgico de toda vivienda, el espacio donde se quiere estar. Por este motivo, su elección no es para nada baladí sino todo lo contrario, una de las decisiones más importantes a la hora de amueblar el hogar y conseguir que este ofrezca un alto grado de confort y también personalidad.

El confinamiento mantuvo encerrada a la población en sus hogares durante casi tres meses. Además, con la llegada de la nueva normalidad, las relaciones sociales se han visto muy limitadas por las restricciones impuestas por el gobierno, y por los propios ciudadanos por miedo al contagio. El resultado ha sido una gran cantidad de horas en casa que ha provocado que las personas se den cuenta de sus carencias y quieran mejorar sus hogares. En este sentido, los sofás han sido uno de los grandes protagonistas y las tiendas de muebles están pasando por estos motivos por un gran aumento en la demanda de pedidos.

Dónde comprar el sofá

Hace apenas unas décadas, las opciones para comprar un sofá se limitaban a las tiendas de barrio o las grandes superficies cercanas, habitualmente situada en los polígonos.

El consumidor valoraba de las tiendas de sofás pequeñas su atención personalizada, el trato cercano… Los únicos inconvenientes eran la poca variedad en el catálogo y los precios, algo más elevados que en empresas de mayor tamaño.

En las naves de polígonos, el comprador tenía la ventaja de poder elegir entre un gran número de opciones que encontraba en exposición, a precios más competitivos, el único inconveniente era un trato impersonal.

Las tiendas online, la nueva opción, cada vez más demandada, en el sector de los sofás

En los últimos años, la implantación de la era digital ha hecho que todo tipo de negocios se hayan adaptado al mundo virtual. Las tiendas de sofás no han sido una excepción y, poco a poco, han ido superando las barreras que representaba vender este tipo de artículos online. Además, la crisis sanitaria provocada por la pandemia del covid ha supuesto un gran impulso para todos ellos.

salon amplio con sofas

La barrera más destacada que ofrecen las tiendas de sofás online para el usuario es el no poder tocar ni probar el mueble, pero los precios sin competencia y la comodidad que ofrece la compra online han ganado la batalla a este pequeño inconveniente.

Las tiendas de venta de muebles online, al no tener que sostener grandes superficies de exposición y carecer de personal para ello, pueden reducir en gran medida el precio de sus productos. Así mismo, con el tiempo han aprendido a hacer frente a sus debilidades, aportando muestras de tejido por correo, enseñando los muebles mediante vídeo etc.

No obstante, existe un perfil de cliente para cada tipo de tienda, lo importante es que el comprador sepa identificar la calidad de lo que ofrece, sus garantías, ofertas reales e idoneidad entre lo que necesita y lo que le ofrecen. Y todo esto es común a cualquiera de los negocios nombrados, ya sea las tiendas de sofás online, la tienda de barrio o las grandes superficies.

Consejos para comprar un sofá online

A la hora de comprar un sofá en una ecommerce hay que asegurarse de escoger una tienda profesional, que supla la desventaja de no poder ver, físicamente, y probar el mueble con una gran cantidad de información. Además de contar con un distribuidor de confianza que ofrezca una buena atención a distancia, estos son algunos de los aspectos que hay que valorar para no errar en la decisión final.

Medidas del sofá, materiales de fabricación y mecanismos

En la ficha técnica del sofá debe aparecer claramente las dimensiones de mismo para que el comprador pueda valorar si encaja en el lugar donde desea colocarlo.

En cuanto a los materiales de fabricación, estos muebles se hacen en madera, aleaciones metálicas, nuevos plásticos, entre otros. El relleno de la cojinería se define por la densidad del material, si tiene alguna cubierta especial, así como los diferentes tipos de tapicería que ofrecen niveles de resistencia bajos, medios o altos.

Otros aspectos del sofá que el comprador debe conocer son si cuenta con asientos deslizantes, respaldo reclinable, reposapiés elevables… elementos de su diseño que hace que estos muebles sean multifuncionales.

Solicitar muestras de tela

Algunas tiendas de sofás online ofrecen el envío de muestras de telas a sus clientes para que puedan tocarla, ver físicamente su apariencia o hacer algunas comprobaciones, como ver si repelen el agua, desprende color, resiste la limpieza con cloro u otros productos abrasivos…

Las telas actuales para la tapicería se diseñan pensando en otorgarles buenas cualidades, como son la resistencia a la abrasión, al desgarre o la solidez del color al frote, a la luz y a la humedad.

Formas de pago y ofertas

Este aspecto es muy importante para el consumidor, pues además de buena calidad, necesitan cómodas formas de pago que se adapten a sus bolsillos.

Por otra parte, muchos sitios web de venta de sofás online, como tutiendadesofas.es, ofrecen ofertas o rebajas por suscribirse o por hacer una primera compra. Estas tiendas también son buenas opciones que benefician el presupuesto de los usuarios y no hay que dejar escapar.

Opiniones de otros clientes

Por último, un recurso muy valioso para comprobar la satisfacción de los clientes que ya han probado los servicios y productos de una web son las opiniones y reseñas que dejan. Así expresan cómo fue su experiencia durante la transacción, valoraciones de productos, servicio postventa…

También te puede interesar:
Puertas y ventanas de aluminio, el broche de cualquier edificio