Es una realidad avalada por la ciencia que el entorno donde habitamos es vital para procurarnos el bienestar y la felicidad que son base para una buena calidad de vida. Vivir en un piso pequeño y desordenado, sucio y con mal olor, con toda seguridad, no ofrecerá la misma sensación a quienes habitan en él que si esa misma vivienda se encuentra ricamente decorada, limpia y perfumada.

El mantenimiento de las condiciones de habitabilidad de nuestro hogar, en relación al orden y a la limpieza, es una batalla con la que hay que lidiar diariamente, pero en lo relativo a la decoración, a la creación de ambientes, es algo que se hace una vez cada tres o cuatro años, con suerte.

Es en ese momento en el que tenemos que detenernos y elegir qué muebles queremos en nuestras habitaciones y qué tipo de decoración vamos a imponer en el conjunto de la casa. Es el momento de estudiar las tendencias más actuales, y analizarlas para ver si son las que nos gustaría ver plasmadas en nuestros espacios, siempre con el filtro de nuestro propio gusto y las características del inmueble, por supuesto.

Estilo y tendencias en decoración de interiores

Si estás buscando una renovación en el diseño de interior de tu casa para este año, descubre en este artículo aquellos estilos que son tendencia y elige el que más te guste y te haga sentir mejor, pero siempre recuerda añadirle tu propia versión, aplicarle cierta dosis de carácter y personalidad propios para que a la vivienda puedas llamarla mi hogar.

El estilo escandinavo

Lleva ya varios años con nosotros y se niega a retirarse. Este año, más que en ningún otro, los ambientes minimalistas inspirados en los espacios fríos, nevados y montañosos de los países nórdicos quieren entrar en tu casa. Un estilo que va más allá de líneas temporales o movimientos de moda, ya que funciona perfectamente en salas de estar, dormitorios y baños, donde los muebles que podemos encontrar en Ambients combinan de maravilla con los materiales que encajan de forma natural con este estilo, como son las lanas, las telas y pieles, la madera y el vidrio. Este estilo se caracteriza fundamentalmente por la comodidad, los espacios abiertos, las líneas limpias, una gran variedad de texturas y los colores claros, como el blanco o el beige.

El estilo ecléptico

Si eres de los que disfrutan rompiendo las reglas, esta decoración es para ti, puesto que las personas que gustan de este estilo toman sus ideas de los más variados y dispares gustos y tendencias, de diferentes épocas y periodos. Es un tipo de decoración que permite altas dosis de creatividad, siempre tratando de mantener un cierto equilibrio. Para conseguir un estilo ecléctico, deberemos saber mezclar lo antiguo con lo nuevo, los colores con las texturas y diferentes patrones.

El estilo Industrial

Otro tipo de decoración que no decae, especializada en llenar espacios diáfanos, donde el acero, las piedras, los ladrillos vistos y hasta el latón pueden formar elegantes diseños decorativos. Este estilo basa su belleza en la exposición de materiales crudos, sin pulir, sin trabajar en exceso. Aunque no se emplee en general para toda la vivienda, es un estilo que queda muy bien en habitaciones específicas, como la cocina, ya que los frigoríficos como los que puedes encontrar en este enlace y el resto de electrodomésticos invitan al desarrollo de un ambiente industrial.

El estilo vintage

Podría ser casi la antítesis del anterior estilo industrial, aquí predominan la pura decoración de objetos, que no tienen porqué ser viejos, o anticuados, pues este estilo es bastante versátil, aunque su nombre nos recuerde a épocas pasadas. Simplemente se puede conseguir agregando a la decoración algunos elementos retro o vanguardistas. Aquí se trata de minimizar el desorden.

El estilo Minimalista

Los muebles Ambients citados en el estilo escandinavo también tienen aquí su espacio. Esta tendencia que comenzase a principios del pasado siglo XX, continúa siendo referente en una gran parte de lo que consideramos moderno. Al principio se inspiró en la simplicidad de los diseños de interior del país nipón, su principio básico nos viene a sugerir que menos es más, reduciendo las habitaciones a sus mas esenciales elementos, dejando todo el espacio vacío posible.

El estilo moderno de mediados de siglo

Es este un estilo marcado por la elegancia de una época (años 50 y 60) y un lugar (Estados Unidos de postguerra) en el que la sociedad se veía invadida de ilusión y prosperidad, representándose en los hogares con una ruptura de las viejas convenciones de diseño más tradicional. Se caracteriza principalmente por líneas limpias y simples, colores como el azul y el verde resaltando de forma espectacular, mucha madera y metales oxidados, usados para representar la idea de permanencia, de duración, un estilo de decoración que, al no pasar nunca de moda, por trascender de ella, se quedará siempre en las casas donde se instale.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here