Vivimos en una sociedad donde parece que cada vez son más los que apuestan por el reciclaje de materiales a la hora de fabricar sus casas. Un ejemplo muy claro lo tenemos en una entrada que publicamos hace algún tiempo donde hablábamos de una casa fabricada utilizando bloques de hormigón reciclados. Pero este no es el único ejemplo, ya que tenemos otros muchos casos, donde se han utilizado contenedores de mercancías como base para la creación de una vivienda. Precisamente es lo que ha ocurrido con la mansión que hoy os queremos mostrar. Una casa de lujo que fue construida a partir de tres contenedores de mercancías recicladas. Si no nos lo dicen, nadie se habría dado cuenta de ello.

Estructura metálica reciclada

Está claro que la estructura es la parte más importante de cualquier vivienda. En nuestro país es muy habitual hacerla de hormigón, aunque también hay casos en las que se hace de hierro o de madera. En el caso del que os queremos hablar, se eligieron tres contenedores de mercancías para hacer la estructura. Una idea sostenible y muy económica que además permitió acortar los tiempos de construcción.

Claro está, antes de colocar estos contenedores, hubo que hacer una cimentación previa y colocarlos de forma alineada. Una vez hecho esto, hubo que hacer varios cortes en ellos para crear las puertas y las ventanas. Con esto se consiguió ahorrar dinero, tiempo y mano de obra.

Finalizada esta parte, el siguiente paso fue construir el techo y la zona de entreplanta. En este caso, se utilizaron vigas de metal para una mayor seguridad.

Construcción de paredes y techos

En la imagen superior se puede observar como quedó la fachada una vez finalizada la casa. Para ello, se utilizaron planchas de madera con aislante, que además de proteger la casa, aportaba un toque de gran vistosidad. Vista así, nadie diría que todo partió del uso de tres contenedores de mercancías.

También te puede interesar: Esta es la mansión más cara del mundo y ¡está en venta!

Un interior de lujo

Si sorprendente era la parte exterior, e interior no se queda atrás. Todo el suelo interior es de madera, una material que aporta calidez y que combina muy bien con el color blanco de las paredes.

La casa cuenta con dos alturas y cuenta con una sencilla escalera que permite pasar de una planta a otra. Siguiente la misma línea que el resto de la casa, esta escalera también está pintada de blanco.

Hay que destacar que las zonas comunes, como la cocina o el salón, aprovechan todo el espacio para disponer de techos altos.

Para conseguir ahorrar el consumo de electricidad, la casa fue orientada de tal forma que permite la entrada de una mayor cantidad de luz del exterior. Con esto, se consigue ahorrar hasta un 50% de electricidad.

Decoración minimalista

Todo el interior de la casa, ha sido decorado de forma minimalista, utilizando el color blanco y la madera natural. Esta combinación, parece trasladarnos al estilo nórdico tan de moda hoy en día.

Dentro de la vivienda, nos encontramos cuatro dormitorios, un aseo, un baño, cocina, zona de estar/despacho y salón.

A pesar de buscar el minimalismo, también se ha jugado con los colores fuertes que permite romper con la monotonía del blanco, aportando un toque de color muy llamativo.

Además de bonita, hay que decir que se trata de una casa ecológica. En su tejado se instalaron varios paneles solares que le proporciona parte de su electricidad y también un colector de agua de lluvia. También apostaron por el uso de tejados verdes que ayudan a mejorar el aislamiento.

Seguro que muchos de vosotros os habréis quedado con la boca abierta tras conocer esta casa fabricada a partir de tres contenedores de mercancías. ¿Qué os ha parecido esta idea? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparen en esta entrada han sido sacadas del portal Likemag.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here