En los últimos años, es habitual hablar de los edificios inteligentes, una tendencia que va a más, gracias a los avances tecnológicos que se están produciendo. Este tipo de edificios permiten un mayor control sobre el entorno, pero también sobre las acciones que se realizan dentro del inmueble. Son muchos los beneficios, pero podemos destacar la identificación de espacios o reducir el consumo eléctrico.

edificio inteligentes

Seguridad, uno de sus principales pilares

De entre todo lo que aporta los edificios inteligentes, la seguridad es uno de los aspectos a tener más en cuenta. Gracias al uso de la red, es posible tener el control de acceso al mismo, además de monitorizar las condiciones climáticas para prevenir posibles desastres.

Gracias a la tecnología, las soluciones ahora pueden ir más allá. Mediante dispositivos conectados a internet, los edificios inteligentes pueden detectar y alertar sobre elementos como humo o activar protocolos contra incendios, evitando pérdidas millonarias en industrias como la del almacenamiento o la logística.

Pero no es necesario que un edificio se construya desde cero para ser inteligente. Los Building Management Systems (BMS por sus siglas en inglés) son sistemas informáticos de gestión de edificios que controlan y automatizan diversos elementos eléctricos, mecánicos o tecnológicos en los inmuebles, permitiendo el control y supervisión centralizados, y prácticamente cualquier inmueble puede ser actualizado con uno de estos sistemas.

Uno de los ejemplos más claros de automatización son el control de HVAC o aire acondicionado, hoy en día es muy importante realizar los controles de cambios de aire y revisión de los filtros de aire de los equipos de HVAC más aun en lugares cerrados por el tema de pandemia, las enfermedades que están en el ambiente pueden durar bastante tiempo y más aún si no se realiza un control de inyección y extracción de aire adecuado.

También te puede interesar:
Descubre como es vivir en la casa más sostenible de Europa

Todos estos beneficios están disponibles para la industria inmobiliaria y cualquier empresa que opere dentro de un edificio.