La cocina es uno de los espacios más importantes del hogar, y también uno de los que más está sujeto a reformas. Muchas personas pasan mucho tiempo haciéndose una imagen de lo que será su cocina ideal. Sin embargo, a la hora de llevarla a cabo, surgen muchas dudas sobre cómo llevar a cabo una buena reforma. En este artículo explicamos algunos consejos para lograr una adecuada renovación. 

Consejos para reformar tu cocina

reforma de cocina

  • La teoría de distribución del triángulo

Consiste en la distribución de los espacios de la cocina basada en tres áreas de trabajo fundamentales: el área de cocción, el área de lavado y el área de almacén.

La mejor distribución posible de estos tres espacios es la que forma un triángulo entre las tres. Cuando la constitución de la planta no permite tal distribución al pie de la letra, es conveniente tener en cuenta otros factores, por ejemplo, que el fregadero no esté pegado a la vitrocerámica para evitar posibles salpicaduras de agua al aceite.

  • Ajustarse al presupuesto

Es común que en medio de la emoción de la reforma, se sobrepasen las cifras asignadas. Por ello, se recomienda solicitar dos o tres presupuestos desglosados detallando los materiales y la mano de obra con su precio por escrito. Asimismo, es importante reservar siempre un 10% del presupuesto para solventar cualquier eventualidad.

  • Los vanos son ideales

Si tu cocina es pequeña, abrir espacios que comuniquen con la estancia contigua puede ser una buena opción para darle utilidad a los metros del espacio. Derribar tabiques divisorios o sustituir tabiques convencionales por unos de cristal también puede ser una buena opción.

  • Invierte en durabilidad
También te puede interesar:
Sillas de oficina, las grandes olvidadas en el diseño de interiores

Renovar las instalaciones de una cocina puede suponer una inversión del 20% del presupuesto de la reforma, sin embargo, es importante invertir en instalaciones de calidad para evitar tener que repararlas a corto plazo, ya que generaría gastos dobles. Aprovecha las obras para garantizar que tu cocina dure años en buen estado.

  • Protege tu cocina contra imprevistos

Después de la reforma, es aconsejable incluir en el seguro del hogar todas las coberturas necesarias para estar protegido ante cualquier problema que pueda surgir. De esta forma, mantienes protegido tu patrimonio y te aseguras de no perder la gran inversión que supuso.

Sin duda, la reforma de la cocina representa una inversión importante en el hogar, por ello, es importante informarse bien sobre cómo llevar a cabo una renovación adecuada del espacio sin perder dinero. ¡Esperamos que estos consejos te sean de utilidad si estás planeando reformar la cocina de tu hogar!