Llega el buen tiempo y una buena solución para conservar la temperatura del agua de nuestra piscina, es instalar una cubierta. No solo logramos garantizar la seguridad de nuestra piscina sino también protegerla de fenómenos meteorológicos como la lluvia, el viento, el granizo o la nieve.

En la actualidad podemos encontrar una variada gama de cubiertas para piscina con un diseño moderno y práctico. Un abanico de cubiertas de piscina realizadas con materiales resistentes, de calidad y de fácil instalación y mantenimiento.

Instalar una cubierta de piscina es fundamental en las estaciones frías para conservar el agua hasta que llegue a la época de baño y también para evitar cualquier tipo de accidente con los más pequeños. Aunque tengamos una valla alrededor de la piscina, no podemos estar seguros de que los niños no intenten meterse dentro del perímetro de la piscina en cualquier momento.

Colocar una cubierta en una piscina, también es una buena solución para mantener el agua en buen estado durante todo el año y evitar el gasto de agua innecesario que supondría cambiarlo. En los meses de verano cuando empezamos a utilizar la piscina una cubierta nos ayudará a espaciar las labores de limpieza al evitar que entre polvo, insectos u hojas. La limpieza de una piscina se puede convertir en una actividad complicada si tenemos árboles alrededor o si estamos cerca de una playa.

Una vez que hayamos decidido colocar una cubierta en nuestra piscina, tenemos que elegir entre todos los tipos de cubiertas que hay en el mercado. En la actualidad podemos encontrar desde cubiertas bajas sencillas de lona o plástico que cubren toda la piscina o modernas cubiertas altas que dan una protección a toda la zona e incluso que pueden tener una puerta de acceso.

Para el diseño y la instalación de la cubierta hay que tener en cuenta la forma y la medida de la piscina porque tendrá siempre que adaptarse para cubrir toda su extensión. En la mayoría de los casos tendrá que hacerse a medida y con todas las garantías de calidad necesarias.

También si hay la posibilidad en la actualidad de elegir entre una cubierta fija o telescópica con módulos de diferentes anchuras que encajan unos dentro de otros permitiendo descubrir la piscina módulo a módulo o en su totalidad. Estas cubiertas son muy prácticas cuando solo queremos darnos un chapuzón y no hace falta descubrir toda la piscina.

Si nuestra piscina es bastante grande, hay que intentar que pueda cubrirse totalmente durante todo el año para evitar que se ensucie o se pueda deteriorar. La previsión es la mejor forma de proteger nuestra piscina y que tengamos la posibilidad de disfrutar de ella muchos años sin necesidad de ninguna reforma.

Por último, también hay que pensar en el uso que vamos a hacer toda la familia de la piscina. Para los que han pensado en utilizar la piscina todo el año no resulta práctico elegir una cubierta de lona que tendremos que retirar, con el esfuerzo que supone, cada vez que nos queramos bañar. Sin embargo, una cubierta fija nos permitirá acceder en todo momento a la zona de baño y darnos un chapuzón en nuestra piscina,aunque las temperaturas sean muy bajas. Una solución muy práctica para poder usar nuestra piscina todo el año sin problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here