Cada vez más gente que trabaja por su cuenta decide diseñar una oficina en casa para mayor comodidad. De esta forma no es necesario tener que coger el coche para ir a trabajar, únicamente es levantarse y poder seguir haciendo aquello en lo que estaba liado. Esto mismo es lo que ha realizado el arquitecto canadiense Randy Bens, que tras mucho tiempo fuera de su casa, ha decidido diseñar una nueva oficina para él y sus empleados.

Un espacio perfecto para el trabajo

Según Randy, el objetivo principal de trabajar desde casa era tener un espacio independiente para el personal, además de poder tener un lugar donde realizar reuniones con clientes y tener espacio para desarrollar todos los proyectos. Tras analizar varias opciones, al final se decantaron por el uso de un viejo contenedor de mercancías de gran tamaño.

En la imagen superior podéis ver el diseño de este contenedor de mercancías para convertirlo en unas modernas oficinas.

El contenedor tiene unas medidas de 12 metros de largo, 3,5 metros de ancho y 2,80 metros de alto. Fue elegido por su fuerte estructura de acero y la posibilidad de poder reubicarlo si fuera necesario. Hay que decir que el diseño se llevó a cabo en la fábrica y cuando se instaló esta completado el 95% de todo el proceso.

Los 32 metros cuadrados están suspendidos sobre el suelo y sirvió para sacar todos los servicios de la casa en la que vive.

Revestimiento de madera

La estructura fue revestida de cedro amarillo, que era un requisito de la ciudad ya que todos los contenedores deben cumplir esta norma. Con el paso del tiempo, el cedro natural desarrollará un pátina gris.

Las escaleras de acero, que ya han adquirido una capa completa de óxido después de un invierno, proporcionan acceso a la entrada elevada.

El interior de la oficina está revestido de madera contrachapada de abedul para crear una sensación de calidez, y el escritorio Douglas Fir, que se extiende a lo largo de la pared proporcionando un espacio de trabajo flexible.

La oficina autosuficiente también contiene una cocina, baño, mueble de impresora / red y un espacio de estudio abierto. El agua, las instalaciones sanitarias, la energía y los datos se canalizaron desde la casa hasta la base del edificio.

Se puede agregar una pantalla de diseño personalizado para cubrir la ventana de imagen grande, proporcionando privacidad y seguridad si es necesario.

Aquí hay una vista alternativa que muestra la nueva oficina central desde el carril que corre detrás de la propiedad.

¿Qué os ha parecido esta oficina diseñada para trabajar desde casa? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here