Desde hace ya algunos años, muchos arquitectos se esfuerzan en sus proyectos para hacerlos lo más sostenibles posibles. Con esto buscan cuidar el medio ambiente y contaminar lo menos posible. En este sentido, el reciclaje de materiales como bloques de hormigón o contenedores de mercancías, son acciones más habituales de las que podíamos pensar a la hora de diseñar una nueva vivienda. Sin abandonar este campo del cuidado del medio ambiente, hoy queremos hablar de un proyecto que permitirá construir el primer bosque vertical en Asia, una idea que no es nueva pero que sigue sorprendiendo por su belleza.

Antes de meternos de lleno con este proyecto, al hablar de bosque vertical, nos estamos refiriendo a edificios de gran altura donde han utilizado elementos naturales para formar parte de ellos. Puede chocar a primera vista, pero son muchos los beneficios que pueden llegar a ofrecer.

Nanjing acogerá el primer bosque vertical

primer bosque vertical en Asia

La ciudad de Nanjing ha sido la elegida para llevar a cabo el primer bosque vertical en Asia, un proyecto encargado al arquitecto italiano Stefano Boeri y que ya ha realizado otros proyectos parecidos en otras partes del mundo. Constará de dos edificios que estarán finalizados para el año 2018 y que estarán envueltos por más de 3000 plantas. Para ser exactos, se estima que se utilizarán 1100 árboles y 2500 arbustos. Todo esto dará una imagen muy natural e impresionante.

proyecto de bosque vertical formado por dos torres

Como se puede ver en la imagen, el proyecto constará de dos torres. La más alta de ellas, alcanzará una altura de 200 metros, mientras que la otra “solo” llegará hasta los 110 metros. Quitando esto, el resto de las características de los edificios serán muy similares.

Ya hemos hablado de la cantidad de árboles y arbustos que se utilizarán, pero todos ellos tendrán algo en común, se tratarán de plantas locales. En concreto, se ha apostado por 23 tipos diferentes, para asegurar de que todas crecen sin problemas.

Una pintura de la naturaleza

Una de las cosas más llamativas de estos proyectos, es el cambio de color que sufrirán los edificios con el paso de las estaciones. De esta forma, mientras que en primavera y verano destacará por tonalidades verdes, al llegar el otoño, estos se irán pasando hacia tonalidades marrones.

También te puede interesar: La Tour des Cedres, edificio cubierto de árboles perennes

Lo otro que llama especialmente la atención de este bosque vertical, es la cantidad de oxígeno que producirá cada día. Según el arquitecto, se estima que cada día genere 132 libras de oxígeno. Puede parecer que no es mucho, pero seguro que ayudará a crear un ambiente más limpio.

bosque vertical en china

La torre más alta, estará destinada a albergar un museo, oficinas, un club en la azotea y una escuela de arquitectura verde. Por otro lado, la segunda torre, albergará un hotel con una gran piscina en la azotea. Además de eso, contará con tiendas, restaurantes y una sala de conferencias que incluirá un podio de 20 metros de altura. A lo largo de todo el edificio, los balcones permitirán a los visitantes disfrutar de un paisaje único y poder disfrutar de un refugio natural al aire libre en plena ciudad.

Está claro que los humanos necesitamos cambiar el chip y concienciarnos de lo importante del cuidado de nuestro planeta. De no hacerlo, llegará un día en el que todo desaparecerá. De ahí, la importancia de que todo el mundo sea capaz de poner su granito de arena. En el tema de la arquitectura, la idea de construir un bosque vertical en las ciudades, me parece genial. ¿Qué os ha parecido a vosotros esta iniciativa? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada, han sido sacadas de la página web del arquitecto Stefano Boeri.

Dejar respuesta