La Tour des Cedres es un proyecto que se llevará a cabo en la ciudad suiza de Lausana y que destaca por ser el primer edificio que está cubierto por medio de árboles de hoja perenne que le aporta unas características muy interesantes.

El gran cantidad de combustibles fósiles que utilizamos cada día en todo el mundo, está provocando que el aire de las ciudades sea más nocivos para las personas, incluso en algunas de ellas es necesario salir al exterior haciendo uso de mascarillas. Para paliar algo esta situación, los arquitectos están orientando su trabajo a la realización de edificios más cuidadosos con el medio ambiente, edificios que no dependan tanto de este tipo de combustible, sino que sean capaces de generar su propia electricidad.

Otro de los puntos donde se está enfocando el trabajo, es en la construcción de grandes bloques de apartamentos donde la naturaleza cobra gran importancia. En nuestro blog ya os hemos hablado de algunos de estos casos, como una casa protegida por 150 árboles o una curiosa catedral construida únicamente con árboles vivos. Hoy nos vamos a centrar en otro de estos proyectos y que lleva como nombre “La Tour des Cedres“, un diseño realizado por el arquitecto italiano Stefano Boeri.

El primer bosque perenne vertical del mundo

La Tour des Cedres en Lausana

La construcción de “La Tour des Cedres” se llevará a cabo en la ciudad suiza de Lausana, un edificio sencillo de 117 metros de altura y que se convertirá en el primero en todo el planeta en estar cubierto por árboles y plantas de hoja perennes.

Esta sorprendente torre, estará formada por 36 pisos de altura y su nombre hace referencia al tipo de árbol que se utilizará en sus exteriores, los cedros, unos árboles que se caracterizan por tu gran durabilidad y capacidad para soportar condiciones climáticas muy extremas. De hecho, este tipo de árboles pueden ser encontrados tanto en Oriente Medio, donde el calor es abrasador, hasta en el Himalaya donde sus temperaturas suelen ser muy bajas.

Plantas repartidas por sus 3000 metros cuadrados

La Tour des Cedres con plantas repartidas por toda su superficie

La idea que tiene el arquitecto en su cabeza, es que todo el edificio esté rodeado por plantas, y que prácticamente toda la fachada desaparezca detrás de esa vegetación. Para conseguir esto, hará uso de 100 árboles de cedro, 6000 arbustos y 18.000 plantas, todas ellas de hoja perennes.

Todas estas plantas le aportarán una vista única al edificio, permitiendo ser detectado a larga distancia.

Protección a los residentes

La Tour des Cedres para proteger a los residentes

El uso de las plantas a lo largo de todo el edificio, no es un tema estético sino que con ellos se busca ofrecer a los residentes una protección que no ofrecen el resto de torres convencionales. Cuando hablamos de protección, no nos referimos a posibles ataques por medio de ladrones o cosas similares, sino que los protegerán de otros elementos tan molestos como puede ser el polvo, las fuertes ráfagas de viento que pueda haber en un determinado momento y la polución sonora de la ciudad, consiguiente un mejor aislamiento sonoro que se traduce en un mejor descanso para sus inquilinos.

La Tour des Cedres con cedros en todos sus espacios

El bloque contará con un diseño muy sencillo y los distintos apartamentos que él se construirá, contendrán de 2 a 5 habitaciones, convirtiéndolo en una opción para cualquier tipo de familia. En el bloque no habrá sitio para oficinas, por lo menos en un principio, pero si que habrá disponible otro tipo de servicios como son un gimnasio o disfrutar de una romántica cena en el restaurante panorámico que se construirá en la parte superior del bloque.

La torre absorberá el dióxido de carbono

La Tour des Cedres absorberá el CO2

Además de los beneficios que hemos contado anteriormente, el uso de esta gran cantidad de elementos naturales, ayudará a que absorba parte del dióxido de carbono que hay en la atmósfera para generar oxígeno. Aunque no se trata de la solución definitiva al problema de la contaminación, es un primer paso en busca de soluciones para mejorar el aire de las ciudades, además de introducir nuevos tipos de especies vegetales.

La Tour des Cedres similar a las torres construidas en Milán

No es la primera vez que el arquitecto Stefano Boeri realiza un proyecto de este tipo, ya que en la ciudad italiana de Milán, construyó dos torres similares, pero en ese caso no hizo uso de plantas de hoja perennes.

La Tour des Cedres proyecto que finalizará en 2017

La idea es que el edificio esté acabado para el año 2017 y esperamos que no sea el último, sino el primero de muchos otros que se levanten con estas características en todas las ciudades del mundo.

Os dejamos también el siguiente vídeo donde podrás encontrar más información sobre el proyecto La Tour des Cedres.

¿Qué os ha parecido este proyecto que ha diseñado el arquitecto Stefano Boeri? ¿Pensáis que realmente el uso de árboles de hoja perennes ofrece tantas ventajas como las que hemos comentado? Animaros y compartir vuestros comentarios con todos nosotros.

La fotos que aparecen en esta entrada, han sido sacadas del perfil del Facebook de Stefano Boeri.

Dejar respuesta