Ubicada en un paraje de gran belleza, la Casa Sardinera ofrece todo el confort que una casa de lujo debe ofrecer, incluyendo la que ha sido considerada como la mejor piscina residencial de Europa. Un lugar único y un sitio único.

Casa Sardinera vistas al mar

Todo el mundo tiene en su cabeza el diseño de la casa de sus sueños, pero muy pocas personas llegan hacer realidad su sueño. La economía hace que la mayoría de los humanos tengamos que conformarnos con casas corrientes que distan mucho de esa con la que siempre hemos soñados. En esta situación, sólo nos queda contemplar esas mansiones y construcciones que unos pocos pueden disfrutar, como es el caso de la Casa Sardinera, una obra del arquitecto Ramón Esteve y que destaca por su diseño y por estar localizada en un rincón con unas vistas únicas.

Localizada en un enclave de gran belleza

Casa Sardinera piscina con agua turquesa

Si alguna vez tenéis la oportunidad de contemplar esta casa in situ, lo primero que nos llamará la atención será el paraje donde ha sido construida, un enclave de un gran valor paisajístico localizado frente al mar Mediterráneo, entre el Portixol y Cala Blanca, cerca de la población de Jávea. La casa descansa sobre la cima de una ladera, donde nos encontramos una especie de lengua de tierra que conduce hacia una cala de agua color turquesa, un sitio donde sus dueños poder acudir a disfrutar del agua de la playa cuando no quieran utilizar alguna de las dos piscinas con las que cuenta la vivienda.

La casa cuenta con gran número de voladizos, dando pie a la aparición de gran cantidad de porches que delimitan el amplio espacio del que cuenta la terraza. Estos voladizos, tienen la peculiaridad de que en vez de descansar sobre los muros de hormigón con los que cuenta la casa, lo que hacen es encajar directamente entre ellos, creando una sensación visual donde se mezcla la masividad con la liviandad.

Casa Sardinera anocheciendo

Aprovechando la ubicación, también se ha diseñado un sistema de calefacción por placas solares, apoyado a demás por una instalación de geotermia, para reducir de esta forma el uso de combustibles fósiles y contribuir al cuidado del medio ambiente. Si bien, echo de menos la falta del diseño de una chimenea en su interior.

Dos diseños muy diferenciados

Casa Sardinera porches en cada estancia

La fachada de la vivienda no sigue un único patrón, sino que en ella, nos podemos encontrar dos diseños muy diferentes. Por un lado está la parte de acceso a la vivienda, una zona más hermética y opaca, que ofrece más intimidad a sus dueños por medio del uso de lamas orientables y motorizadas. Con esto, además de alejar a posibles miradas indeseadas, también se consigue proteger la vivienda de los rayos del sol.

Por otro lado, nos encontramos la fachada que mira directamente al mar, una parte, que por su ubicación, ya está protegida de los curiosos, de ahí que el arquitecto haya apostado por el uso de grandes paredes de vidrio que se acoplan a la perfección entre los distintos muros que forman parte de la vivienda.

Un porche abierto para cada estancia

Casa Sardinera en fase de construcción

La casa cuenta con dos plantas de un diseño muy moderno. En la parte inferior, se encuentran las estancias de días, formados por los distintos muros que hay repartidos por esa planta. Cada una de estas estancias, dispone de su propio porche abierto al horizonte.

El salón adquiere un gran protagonismo por medio de una esquina de vidrio de seis metros de altura que ofrecen las mejores vistas posibles de la zona. Imaginaros poder estar en ese salón, sólo o en compañía e ir contemplando como va anocheciendo bajo el cielo mediterráneo.

Los dormitorios también cuentan con un lugar importante en la distribución de la vivienda, ya que se le ha asignado un pequeño balcón de vidrio desde contemplar toda la belleza que ofrece la zona.

Una casa con dos piscinas

Casa Sardinera piscina interior

Estando construida en una zona cercada al mar, donde el agua tiene un gran peso, a la casa se le ha dotado con dos piscinas para el disfrute de sus habitantes, una interior y otra exterior. Estas dos piscinas se encuentran en niveles diferentes, pero están conectadas por medio de una ventana longitudinal, por la que pasa la luz del exterior, proyectando sombras en el interior. Una ventana de vidrio que permite ver quien está utilizando la piscina interior, de forma similar a la Sky Pool que se construirá en el suroeste de Londres entre dos edificios sobre una altura de 35 metros sobre el suelo.

Estas dos piscinas han sido construidas teniendo en cuenta los últimos avances de innovación y sostenibilidad, lo que le ha valido para ser considerada como la mejor piscina residencial de toda Europa.

Casa Sardinera construcción de la piscina

En este vídeo que os dejamos a continuación, podréis ver como el arquitecto, junto con su equipo, llevó a cabo la miniatura de la Casa Sardinera, antes de hacerla realidad. Un trabajo impresionante.

¿Qué os ha parecido la Casa Sardinera que os hemos presentado hoy? ¿Os gustaría poder disfrutar de sus vistas y de sus instalaciones? ¿Qué cosas cambiarías en ella? Anímate y déjanos todos tus comentarios al respecto.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here