En nuestro blog de arquitectura, estamos acostumbrados a mostraros trabajos de estudios de arquitectura de fuera de nuestras fronteras. Esto no significa que en nuestro país no haya buenos arquitectos. Un claro ejemplo lo tenemos en el estudio de arquitectura de Ramón Esteve, del que ya os hemos mostrado algún trabajo como la Casa de la Cañada o Casa la Finca, una casa moderna en la sierra de Madrid. Hoy os queremos hablar de otro de sus proyectos que hemos conocido hoy y que nos ha llamado la atención. Se trata de la Casa de la Cantera. Una vivienda moderna que ha sido levantada en la cima de una ladera, ofreciendo unas agradables vistas del entorno natural.

Superposición de cajas abrazadas

Como hemos dicho al principio de nuestra entrada, la Casa de la Cantera está ubicada en la cima de una ladera dentro de una de las urbanizaciones más consolidadas de la ciudad de Valencia. Su forma se asemeja a una superposición de cajas abrazadas por el propio terreno.

La inclinación de la ladera, otorga a la vivienda unas vistas privilegiadas de la zona, lo que la convierte en aún más interesante, a la vez que crea un universo propio. Cuenta con un estilo moderno donde el blanco de la fachada destaca sobre el color verde del jardín y los árboles de la zona.

Dos zonas bien diferenciadas

La casa cuenta con dos plantas bien diferenciadas y muy diferentes entre sí. La planta baja se encuentra completamente integrada en el terreno, mientras que la parte superior se abre a dos paisajes contrapuestos. Por un lado tenemos las vistas que se dirigen hacia el mar, y por otro el monte Mediterráneo. También hay que destacar los amplios espacios al aire libre con los que cuenta.

Una de las características más llamativas de esta vivienda, es el uso de amplias ventanas en toda su superficie lo que permite disfrutar de las vistas desde cualquier rincón. Esto también ayuda a la entrada de gran cantidad de luz exterior, lo que hace que parezca más grande aún la vivienda.

Planta superior dedicada a la zona de día

En la planta superior del edificio, nos encontramos las zonas comunes como el salón, la cocina, una amplia terraza y una moderna piscina que busca una conexión con el mar creando una línea única. La terraza y la piscina han sido a la vez concebidas como una prolongación de la planta y una conexión con el paisaje.

La piscina se extiende en las alturas volando sobre las habitaciones y el gimnasio.

Fachada acristalada

Como ya hemos dicho, la casa ofrece unas bonitas vistas desde cualquiera de sus rincones. Esto es debido, en parte, al uso de una fachada frontal acristalada que no tienen ningún apoyo intermedio. Gracias a esto, se consigue una sensación de ligereza y transparencia que hace de Casa de la Cantera un lugar sereno que conecta con el horizonte.

La apariencia masiva y estructural de la vivienda es una proyección de la expresividad de los materiales en bruto. El enjambre de hormigón blanco ejecutado in situ queda atravesado por un núcleo central de ónix amarillo retroiluminado que cose verticalmente toda la vivienda mediante unas escaleras del mismo material. Los peldaños volados se expresan como grandes tablas macizas de ónix que emiten luz por todas sus caras. Este efecto se produce gracias a un nuevo diseño patentado para su estructura interna.

Los grandes formatos retroiluminados de piedra natural, confieren a la vivienda el carácter tectónico que la conecta, metafóricamente, con las entrañas de la Tierra. Las impresionantes piedras de ónix vulcano adquieren un carácter casa escultural participando en las estancias de noche como un lienzo sobre el que admirar las cualidades plásticas de la piedra natural.

¿Qué os ha parecido la Casa de la Cantera que os hemos dejado? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here