Vivienda de inspiración parisina en el un antiguo hotel de la Alameda de Valencia

El antiguo Hotel Holiday, hoy Edificio Alameda Plaza en Valencia, ha sido diseñado por el estudio de interiorismo Laura Yerpes dotándolo de armonía, calidez y muchos detalles sofisticados inspirados en París. Todo esto convierten al hogar en un ambiente único.

A la hora de su diseño, se ha intentado mezclar tradición y vanguardia para crear el mejor ambiente posible. Situado frente al antiguo cauce del río Turia, destaca por la continuidad visual de un estilo cálido y elegante que surge de la selección de paletas de colores, el uso de materiales puros y papeles y tejidos naturales.

El trabajo del estudio de Laura Yerpes abarcó la redefinición de estancias y la decoración de todo el espacio, para aprovechar cada metro cuadrado y crear un entorno acogedor y práctico, para la vida diaria en esta vivienda de 133 metros cuadrados. Algunos de los detalles singulares de la vivienda son la celosía en hierro pintado en blanco que protagoniza el salón y el rincón de lectura, equipado con un chaise longe de estructura dorada.

Repensamos todo de principio a fin, desde la entrada a la vivienda hasta la conexión entre las estancias, el diseño y los acabados del mobiliario y todos los elementos decorativos, que son los que definen la personalidad de una vivienda y las emociones que genera. En nuestro estudio diseñamos a medida y seleccionamos cuidadosamente todas las piezas de mobiliario y de decoración. En los detalles y en las emociones que generan se nota nuestro toque personal”, comenta Laura Yerpes.

Ese saber hacer en diseño y decoración se revela en la riqueza y elegancia de las puertas correderas y de los armarios de cristal que conviven con la calidez de los tejidos y de la madera. Puertas y armarios crean transiciones fluidas entre la cocina, que destaca por la sofisticación de los materiales oscuros, y el salón, cuya composición se define por sus colores neutros con detalles rojizos y sus materiales naturales.

La armonía se mantiene en todos los rincones de este hogar, en el que los reflejos metálicos y el uso del cristal le aportan una sofisticación singular, al tiempo que los detalles decorativos como la selección de las composiciones pictóricas redondean el carácter estético y acogedor del espacio.

Supervisamos, paso a paso todas las etapas del proceso para asegurarnos que el proyecto cumple todos los requisitos marcados y con la calidad máxima que caracteriza nuestros trabajos. La excelencia de acabados de nuestros proyectos de interiorismo marca la diferencia”, explica la interiorista y decoradora.

Ir arriba