Aunque por fuera pueda parecer que se trata de un pequeño cobertizo, una vez que entramos en su interior, descubrimos algo realmente sorprendente y que hará que todo el mundo quiera tener uno de estos en su casa. Descubre de qué se trata.

Envidio a toda esa gente que es capaz de convertir cualquier sitio en algo realmente sorprendente y que nadie se puede esperar. Es el caso de Ashley Yeates, una diseñadora que fue capaz de convertir un pequeño cobertizo en una completa sala de cine para disfrutar en ella de sus películas favoritas. Un cine que puede ser instalado en cualquier patio exterior y que cuando lo veas, sin duda te entrarán ganas de tener uno en tu casa.

Diseño de la idea original

pequeño cobertizo convertido en cine 1

Como cualquier proyecto, todo empezó mediante la realización del diseño que albergaría la sala de cine. Esta tendría un tamaño de 4 metros de largo por 3 metros de ancho y con capacidad para 7 personas, suficiente para cualquier familia.

pequeño cobertizo convertido en cine 2

El material utilizado para construir la estructura fue la madera, ya que se trata de un material más económico que otros como el hierro o el hormigón y que es capaz de ofrecer una gran acústica, algo muy importante cuando se trata de ver alguna película. Visita nuestra entrada cómo diseñar un suelo de madera si estás pensando cambiar la apariencia del piso de tu casa.

pequeño cobertizo convertido en cine 3

Una vez que el esqueleto de la estructura estaba acabado, fue hora de ponerse manos a la obra con las paredes. Lo primero fue ponerle una capa de aislante tanto térmico como sonoro para que ningún tipo de ruido exterior impida la visualización correcta de la película.

Si nos fijamos en la imagen superior, nos daremos cuenta que la casa está construida sobre una plataforma elevada, esto es debido a que de esta forma se consigue una mejor acústica.

pequeño cobertizo convertido en cine 4

El techo, al igual que el resto de este pequeño cobertizo fue creado con madera, utilizando el mismo material aislante que el utilizado en las paredes. El tejado acaba en un voladizo que da paso a una pequeña terraza que ofrece protección ante las inclemencias del tiempo.

Luces en su parte superior

pequeño cobertizo convertido en cine 5

Ya en su interior, se realizó una instalación eléctrica de dos circuitos regulables, pero lo más llamativo de todo fue la iluminación que utilizó en el techo de la sala. Para llevarla a cabo utilizó 300 pequeñas bombillas LED que en la oscuridad lo transforman en un bonito cielo estrellado.

pequeño cobertizo convertido en cine 6

Para aportar una mayor durabilidad al tejado, la diseñadora apostó por el uso de tejas de asfalto con arpillera de doble capa para una mejor protección. En vez de haber utilizado este tipo de material, podría haber apostado por el uso de tejas solares que le permitiera conseguir la energía necesaria para alimentar el cine.

pequeño cobertizo convertido en cine 7

Para terminar la parte exterior, le aplicó una impregnación de una resina para ofrecer resistencia a la climatología.

La sala de cine por dentro

pequeño cobertizo convertido en cine 8

Una vez que entramos en el interior de este pequeño cobertizo, nos damos cuenta que estamos en una auténtica sala de cine pero a escala más reducida.

Como hemos comentado al principio de esta entrada, el cine tiene espacio para 7 personas y cuenta con butacas plegables, similar a las que nos podemos encontrar en cualquier cine. La pantalla tiene un tamaño de 94 pulgadas y cuenta con un sonido Dolby Surround 5.1. Claro está, que no podía contar con un equipo profesional, pero en su lugar ha instalado un proyector 3d de alta resolución que se encarga de proyectar la imagen en la pantalla.

pequeño cobertizo convertido en cine 9

Por tener, tiene hasta puesto de dulces pero con la ventaja de que no hay que pagar por consumirlas, bueno, quitando el dueño cada vez que tenga que reponer las estanterías. Lo que ya sería la repera es que hubiera contado con alguna máquina suministradora de bebida, para que uno se sirviera todo lo que quisiera.

pequeño cobertizo convertido en cine 10

Pero si no es suficiente con la posibilidad de ver las películas como si estuvieras en un cine, la dueña también ha instalado en su interior tres consolas para que los más pequeños y también los grandes, puedan pasar horas y horas en su interior.

pequeño cobertizo convertido en cine 11

Si estás pensando en construirte algo parecido para decorar tu jardín, decirte que el precio total de este pequeño cobertizo convertido en cine fue de 32.000 dólares, una cifra que no todo el mundo puede permitirse, aunque un caprichito nunca está de más.

A continuación os dejamos el siguiente vídeo donde podéis ver más información sobre este pequeño cobertizo que fue construido para albergar en su interior una sala de cine.

Tras ver este pequeño cobertizo convertido en una sala de cine, ¿no te da ganas de construirte la tuya propia? Animaros y compartir vuestros comentarios sobre esta peculiar sala de cine doméstico. ¡Os estamos esperando!

Podéis ver más información en la página web http://www.toriicinemas.com/.

Dejar respuesta