Los países de Oriente Medio se están caracterizando por llevar a cabo proyectos arquitectónicos que parecen haber salido del futuro. Gracias a los petrodólares, son capaces de hacer realidad cualquier proyecto. Ya no sólo hablamos de grandes edificios, como el rascacielos giratorio que se construirá en Dubai, sino de ciudades enteras. Es el caso del proyecto llevado a cabo por la firma italiana Luca Curci Architects y que han diseño ciudades orgánicas pensadas para el desierto y las altas temperaturas que se registran en los Emiratos Árabes Unidos.

Formas esculpidas que forman parte del paisaje urbano

Este proyecto de ciudades orgánicas, es uno de los proyectos más ambiciosos que se pretenden llevar a cabo en Oriente Medio. Se pretende construir ciudades enteras donde se den cita alojamientos familiares, oficinas, locales comerciales y otras áreas de ocio público. La idea del estudio de arquitectura, es que se trata de una ciudad destinada para el uso público y donde se facilite la congregación y la relación social.

El proyecto estará formado por cinco edificios futuristas ubicados en la tierra y otras cinco en forma de media luna que se ubicarán dentro del mar. Los materiales que se utilizarán para su construcción, serán responsables con el medio ambiente. Estas estructuras pretenden representar la evolución de una metrópolis contemporánea. La idea final es que estas ciudades orgánicas aseguren la adaptabilidad y la flexibilidad con el tiempo. En cada uno de estos edificios, se prestará mucha atención a las necesidades de un ambiente moderno de vida y trabajo.

Todas las estructuras están conectadas por medio de diversas calles y parques naturales situados a diferentes niveles. Las estructuras más pequeñas corresponden a propiedades residenciales. Por otro lado, las estructuras de media luna que parecen emerger del agua, corresponden a hoteles a los que se puede acceder por mar, carretera y aire. Por último, las construcciones más grandes, son una mezcla de hoteles y apartamentos.

Playas privadas en los hoteles

El proyecto de ciudades orgánicas esconde grandes sorpresas, pero una de las que más nos ha llamado la atención, son las playas privadas que tendrán cada uno de los hoteles con forma de media luna que se levantarán.

Una vez que el proyecto se haya completado, se espera que proporcione residencia a un máximo de 150.000 personas. También se tiene previsto que la mitad de todo su espacio esté destinado a zonas verdes. Más de 800.000 metros cuadrados estarán dedicados a los hoteles y balnearios, mientras que los centros comerciales, galerías y museos ocuparán 6.300.000 metros cuadrados de la superficie. El edificio más alto, se elevará hasta los 470 metros, una altura que permitirá contemplar la ciudad desde la lejanía.

Como no podía ser de otra forma, todos los acabados serán de lujo. Los distintos edificios utilizarán la energía solar y la eólica para generar su propia energía. En el caso del abastecimiento del agua, el sol se encargará de desalinizar el agua para abastecer a toda la ciudad. También se recogerá el agua de lluvia y se reutilizará las aguas residuales, lo que permitirá un consumo sostenible en un clima desértico.

¿Qué os ha parecido este proyecto de ciudades orgánicas que os hemos presentado? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here