Tengo que reconocer que disfruto viendo los diseños modernos de casas que me encuentro repartidas por todo el planeta. Algunas de ellas cuentan con formas realmente sorprendentes. Es el caso de esta residencia construida cerca del Lago Michigan y que destaca por tener un techo con forma de mariposa. Quizá no sea exacta la forma, pero se asemeja mucho a estos animales. El estudio de arquitectura Desai Chia ha sido el encargado de hacerlo realidad y además del tejado, también llama la atención los tres volúmenes que forman parte de él y que se encuentran desplazados, cada uno de ellos con su propia función individual.

Residencia inspirada en su entorno

Los tres volúmenes que hemos comentado anteriormente, forman un espacio social que incluye el salón y la cocina, un dormitorio principal y un conjunto de tres dormitorios para los niños. Todos estos espacios son diferentes y desde el exterior, se puede ver como habitáculos separados, aunque a la hora de la verdad están intercomunicados unos con otros.

Si nos fijamos en los materiales utilizados para la fachada, nos daremos cuenta que se trata de madera quemada utilizando una vieja técnica japonesa que permite dotarla de ese color ceniza. El resultado final es una fachada minimalista sin muchos elementos decorativos.

Ubicada en una zona de ensueño

Todo el mundo estaréis de acuerdo en que el diseño de una vivienda influye mucho a la hora de destacar. Pero esto aún mejora si es construida en un paraje de ensueño. Es el caso de esta casa que tiene techo con forma de mariposa. Desde ella se puede disfrutar de unas bonitas vistas de la zona.

La casa se encuentra en un sitio inclinado que ha servido de inspiración para el diseño de esta vivienda. El techo está destinado a imitar el paisaje que nos encontramos alrededor de la casa, pero que al mismo tiempo hace un guiño a la historia de la zona, compuesta por muchos pueblos de pescadores.

Por un lado, nos encontramos que el tejado nos deja un maravilloso espacio protegido que puede ser utilizado como comedor al aire libre. Se encuentra entre una cubierta de hormigón y un techo de madera. Al estar completamente abierto, ofrece unas vistas casi de 360 grados de los alrededores.

Madera para el diseño de los interiores

Una vez que entramos dentro, nos encontramos una vivienda donde la madera tiene una gran importancia. Techos, suelos y muebles están fabricados de este material.

Como hemos comentado anteriormente, para la fachada, se utilizó la técnica japonesa conocida como “shou sugi bun”, y que permite carbonizar la madera para hacerla más resistente a la putrefacción y a los insectos. Además de esto, crea un bonito contraste con el entorno.

El comedor ha sido ubicado entre dos de los volúmenes que forman parte de la casa.

Dentro de casa, también se utilizó una gran cantidad de madera de la zona. Esta fue procesada y se utilizó para la construcción de los techos mediante el uso de vigas, y los pisos. Gracias a esto, se puede decir que el ambiente exterior también penetró en el interior para crear un ambiente muy agradable.

Si nos hemos fijado en todas las imágenes de esta entrada, en todo momento el diseño ha sido minimalista, lo que le aporta además un toque de lujo.

¿Qué os ha parecido esta casa que tiene un techo con forma de mariposa? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here