Buscar la primera vivienda para una pareja no es tarea sencilla. Podemos decantarnos por muchas opciones, por ejemplo, una casa adosada en una urbanización, un piso pequeño en alguna de las mejores zonas de la ciudad o apostar por el uso de una casa con ruedas para poder movernos siempre que queramos. Cada uno tenemos nuestros gustos y preferencia, afectando esto a nuestra elección final. Hoy queremos mostraros otra alternativa que nos ha llamado la atención. Se trata de una reforma llevada a cabo sobre un viejo almacén abandonado y que fue transformado en un sorprendente loft para recién casados. Una reforma que os enamorará cuando la conozcáis.

Reforma de un viejo almacén

Está claro que no hay nada como poder vivir cerca de la naturaleza, alejado del ajetreo de las grandes ciudades donde todo el mundo va corriendo de un lado para otro. Esto es lo que pensaron una joven pareja coreana que decidieron comprarse un viejo almacén abandonado para convertirlo en un loft para recién casados. En la imagen superior podéis ver su aspecto exterior. A simple vista, uno podría pensar que necesitarían mucho trabajo para hacer realidad su suelo.

También te puede interesar: Almacén en Nueva York es convertido en un loft

Si el aspecto exterior de este almacén dejaba mucho que desear, el interior no iba a ser menos. Se trataba de una nave totalmente diáfana formada por cuatro paredes y el techo. Todo lo malo, se contrarrestaba por su ubicación, un bonito pueblo junto al mar entre Pohang y Gampo en Corea del Sur.

Una reforma mágica

Si nos fijamos en la imagen superior, nos podemos dar cuenta como se construyó una segunda planta en su interior. Esto fue posible gracias a la altura con la que contaba el almacén. Esta segunda planta fue destinada para crear la zona privada y donde nos encontramos el dormitorio principal con cuarto de baño completo, una pequeña salita y un vestido. Se podría definir como una lujosa suite dentro de este loft para recién casados.

También os puede interesar: Skylodge Adventure Suite, el hotel más extremo del mundo

Además de todo lo que hemos comentado anteriormente sobre esa segunda planta, en ella también nos encontramos una sala de cine formada por un proyector y aprovechando la gran pared frontal con la que cuenta.

Planta primera destinada a las zonas comunes

En la primera planta, es donde se ubicaron las principales zonas comunes. De esta forma, nos encontramos la cocina, el comedor, la sala de estar y una pequeña biblioteca.

Todo el estilo de esta casa es minimalista con líneas rectas y limpias. Se utilizó mucha madera para aportar mayor calidez, mientras que los colores utilizados corresponden a tonalidades neutras que aportan una mayor luminosidad al ambiente.

En esta última imagen, se puede ver como quedó la fachada exterior. No se hicieron muchos cambios en ella, dejándola en su estructura de hormigón. Lo que sí se hizo fue decorarla con algunos vinilos y madera en las puertas y ventanas que daban a la calle.

¿Qué os ha parecido la transformación de este viejo almacén para convertirlo en un loft para recién casados? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada han sido sacadas del portal web Designboom.

Dejar respuesta