España está llena de hermosas regiones, lugares llenos de magia a la espera de ser conocidos por todos nosotros. Cataluña es una de estas regiones. Una Comunidad Autónoma donde se dan cita el mar y la alta montaña, creando una fusión única e idílica para poder vivir. Como ejemplo, la residencia catalana que hoy os traemos y que será la envidia de todos nosotros cuando la conozcamos en profundidad. Una casa lujosa que se mezcla a la perfección con el entorno, ofreciendo unas vistas maravillosas.

Residencia catalana unifamiliar en el Empordá

residencia catalana 1

Ya hemos comentado que en Cataluña nos podemos encontrar parajes de una gran belleza. La región del Empordá es un claro ejemplo y es precisamente ahí donde nos queremos centrar. Esta residencia catalana ha sido diseñada por el estudio de arquitectura Anna Podio, un estudio fundado en el año 2003 y que durante todos estos años, se ha caracterizado por buscar continuamente nuevas formas de desarrollar proyectos públicos. Su principal objetivo es el de adaptarse a un mundo que está en continuo cambio.

La residencia fue acabada en el año 2015, y se caracteriza por una arquitectura contemporánea que se beneficia del paisaje de la zona, que es capaz de aportar un toque fresco. Se encuentra ubicada en una zona residencial con vistas abiertas al mar Mediterráneo. No es la primera vez que os traemos algo así, ya que hace algún tiempo os mostramos otra casa moderna construida a orillas del Mediterráneo.

Zona con fuertes pendientes

residencia catalana 2

Los arquitectos tuvieron que hacer frente a varios problemas de la zona, ya que se trata de una región que cuenta con importante pendientes. Además de esto, también tuvieron que hacer frente a los fuertes vientos que soplan casi a diario.

residencia catalana 3

A la hora de afrontar el diseño, los arquitectos apostaron por algo moderno que permitiese disfrutar de esas maravillosas vistas desde cualquier parte del edificio.

Vivienda de dos plantas

residencia catalana 4

Esta residencia catalana, cuenta con dos plantas que ofrecen una vista de 180 grados sobre el Mar Mediterráneo. Esto permite a sus dueños poder disfrutar del sol desde que sale hasta que se pone, consiguiendo una gran luminosidad y reduciendo el consumo energético.

residencia catalana 5

Como hemos comentado, la casa cuenta con dos plantas bien diferenciadas desde su fachada. La planta superior destaca por el uso de piedra blanca para su revestimiento, mientras que para la zona inferior se apostó por el uso de baldosas de cerámica negra, creando una combinación muy majestuosa y que se adapta perfectamente al entorno. Esta adaptación garantiza una transición natural entre el edificio y la tierra de esa zona escarpada.

Grandes ventanas para la entrada de luz

residencia catalana 6

Si nos hemos estado fijando en las imágenes anteriores, nos habremos dado cuenta del uso de grandes ventanales de cristal a lo largo de toda la fachada. Gracias a ellos y a la orientación de 180 grados, se consigue que el edificio esté iluminado por luz natural el mayor tiempo posible.

Cada una de estas ventanas, tiene la altura de la planta y están acompañadas de unos perfiles metálicos de color negro, que combinan con el diseño de toda la vivienda, donde el color blanco es el predominante.

residencia catalana 7

En una casa moderna, todos los elementos que la componen tienen que tener un toque moderno. Es el caso de las escaleras construidas para moverse entre las dos plantas de la casa. Se trata de unas escaleras flotantes de color blanco y que no cuentan con ningún tipo de baranda en su parte exterior. Moverte por ellas tiene que proporcionar una sensación muy agradable, aunque también puede provocar sensación de inseguridad al no ver cómo están anclados los escalones a la pared.

Si os gusta este mundo, no podéis dejar pasar la oportunidad de conocer estas escaleras que os sorprenderán por su originalidad.

El blanco predomina por todas partes

residencia catalana 10

En muchas ocasiones, tendemos a complicarnos la vida a la hora de decorar el interior de una vivienda pero la sencillez es en muchos casos la mejor solución. Los dueños de esta residencia catalana lo tenían muy presente, de ahí que apostaran por el uso del color blanco. Ya no solo en los muebles, sino también en lo que a suelo se refiere, aunque en ellos nos podemos encontrar un ligero tono arena, haciendo un guiño al color de la playa.

residencia catalana 11

Piscina infinita

residencia catalana 12

Por último, hay que destacar la piscina que nos encontramos en su interior. Puede que no destaque por su tamaño, pero si por las vistas que ofrece. Se puede definir como una piscina infinita, ya que su color azul parece mezclarse con el del mar, ofreciendo una sensación de mayor amplitud. Quizá no sea tan llamativa como la que se construyó en la Casa Sardinera y que fue considerada la mejor piscina residencial de Europa, pero ya te digo yo que no me importaría tenerla en mi casa.

Las imágenes de esta residencia catalana que aparecen en esta entrada han sido sacadas del sitio Homedit.

Dejar respuesta