lunes, 15 julio, 2024
InicioArquitecturaCasas y EdificiosFelipe Pantone convierte una piscina en una obra de arte con el...

Felipe Pantone convierte una piscina en una obra de arte con el mosaico de ONIX

El artista Felipe Pantone ha plasmado su arte en el fondo de una piscina de una vivienda en Jávea, al lado del mar Mediterráneo. El resultado final es un efecto óptico con la utilización de miles de teselas de ONIX Mosaico.

Para quien no lo conozca, Felipe Pantone es un artista argentino-español que es conocido por crear obras llenas de color, pixeladas y digitalizadas. En este caso, su «lienzo» ha sido una piscina tradicional a la que ha dotado de colorido por medio del mosaico vitreo.

En esta ocasión, ha utilizado 7 colores diferentes, utilizando en total más de 130.000 piezas de mosaico vítreo. El artista hace de nuevo una transformación radical del espacio interviniendo con un diseño y un material de muchísima fuerza en un lugar que antes pasaba totalmente desapercibido. Pantone ha sido capaz una vez más de realizar una obra a gran escala que juega a través del color, la luz y esta vez el agua.

Una piscina infinita

La piscina forma parte del conjunto arquitectónico de una vivienda moderna y minimalista situada en primera línea de mar. La “piscina infinita” es como le llama Pantone, destaca por su intenso colorido del mosaico vítreo que contrasta con el blanco de la edificación del conjunto, obra de la arquitecta Esther Santos.

Pantone es conocido por su trabajo con la luz y el color, en esta intervención crea un espectro de mosaico de colores azules, amarillos y rojos que fusiona píxeles individuales en un arcoíris de movimiento continuo.

Las piezas de mosaico parecen estar en movimiento constante

La piscina es pura vibración. Las piezas de mosaico parecen moverse con el movimiento del agua. Las pequeñas piezas de una pulgada permiten que los colores se mezclen entre sí creando un efecto óptico cinegético y sorprendente.  El movimiento del agua en combinación con el cambio constante de la luz hace que el diseño cambie y parezca que cobre vida en todo momento.

Pantone nos cuenta que “quería hacer algo que nunca había visto en una piscina: un diseño en el agua que hablase sobre la luz. Los colores de la difracción de la luz sumergidos en los reflejos propios del agua”. “Me encanta cómo contrasta con el resto de la casa, de formas puras, así con las vistas y el entorno”, añade.

El diseño irradia desde el mismo centro de la piscina y las piezas de mosaico fluyen sobre la superficie extendiéndose hacia el exterior y revistiendo hasta el borde de las paredes laterales ampliando la ilusión óptica en su grado máximo.

El trabajo comienza digitalmente mientras trabaja con varios programas informáticos para inventar sus diseños que luego se traduce en frescos, murales, pinturas y esculturas que dan valor táctil a lo que está ocurriendo en el mundo digital.

Felipe Pantone: dinamismo, transformación y revolución digital

Felipe Pantone es un artista argentino-español que empezó a realizar grafitis desde los 12 años. Se licenció en Bellas Artes en Valencia (España) donde tiene su estudio. El trabajo de Pantone trata sobre el dinamismo, la transformación, la revolución digital y temas relacionados con los tiempos actuales.

Su arte ha recibido reconocimiento mundial, con exposiciones e instalaciones internacionalmente como París, Ciudad de México, Londres, Italia, Palestina, Japón y Australia. En 2017, incluso pintó el que en ese momento era el mural más alto de Portugal.

Gracias a su audaz uso del color y la geometría, la estética de Pantone ha sido descrita por Forbes como «la intersección de Blade Runner y PhotoShop».

angel
angel
Me encanta la informática y todo lo relacionado con el mundo de la programación. También soy un amante de la lectura y me puedo tirar horas y horas pegado a un libro. La arquitectura es otra de mis aficiones, sobre todo los edificios impactantes y que rompen con lo tradicional.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Más populares