A pesar de que los avances en la construcción permiten hacer prácticamente cualquier cosa, en la mayoría de los casos, a la hora de diseñar una fachada, siempre se apuesta por líneas restas y esquinas de 90 grados. Debido a esto, es normal que nos haya llamado la atención la fachada en zig zag que utilizaron para crear esta casa australiana. Una fachada donde el metal es el material principal y que ayuda a crear un diseño novedoso y muy llamativo. Lo mejor de todos, es que su interior es igual de sorprendente. Seguir leyendo y descubrirlo vosotros mismos.

Casa triangular

Esta peculiar casa con fachada en zig zag ha sido diseñada por el estudio de arquitectura Tandem. Fue levantada sobre un terreno triangular, de ahí que se optara por este tipo de fachada. La verdad es que poco tiene que ver con las que os trajimos hace algunas semanas en nuestro artículo sobre fachadas minimalistas.

Para poder dar forma a esta fachada, se tuvo que utilizar una estructura de metal curvo que aporta una apariencia sencilla pero elegante. Lo único que rompe con toda esa armonía, es el uso de marcos de acero oxidado alrededor de las ventanas. Unos marcos que aportan color al diseño.

Línea curva también en el interior de la vivienda

La misma línea curva que hemos visto en el exterior, se mantiene una vez que entramos dentro. En este sentido, los muebles utilizados han tenido que adaptarse a la forma de las paredes, para evitar dejar huecos muertos.

Cuenta con una pequeña cocina moderna con una isla hecha del mismo ladrillo utilizado en la parte exterior de la casa.

En la parte opuesta de la planta principal, nos encontramos la sala de estar y el comedor. Esta sala cuenta con una doble altura y una gran estantería que la separa del comedor. Esta cuenta con un gran banco de madera que recorre toda la fachada además de varias sillas alrededor de una mesa también curva.

Si os fijáis en las imágenes, podréis daros cuenta que en el interior se ha utilizado madera, tanto en pisos como en suelos y muebles, que aportan un toque de calidez y bienestar.

Además de la fachada en zig zag, la casa cuenta con una gran altura entre plantas. Llama también la atención la forma del techo de la casa, tal y como podemos ver en la imagen superior.

En el piso superior, se ha querido dar algo de color y para ello se ha instalado un suelo verde que combina a la perfección con el color de la madera. A lo largo de la fachada, se ha instalado gran cantidad de ventanas circulares y rectangulares que permiten la entrada de mucha luz natural.

En el piso superior de la casa es donde se ubican las habitaciones. En el caso del dormitorio que vemos en la imagen superior, nos encontramos un montón de armarios empotrados que han sido diseñados a medida.

Una vez que habéis conocido esa casa australiana, ¿qué os ha parecido su fachada en zig zag? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Las imágenes que aparecen en esta entrada, han sido sacadas del portal del estudio de arquitectura Tandem.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here