Hace unos días os hablábamos de una casa construida en Australia y que contaba con una fachada curva muy llamativa de metal. Hoy queremos seguir esta tendencia de diseños curvos y lo hacemos con una casa ondulada levantada hace algunas décadas en Santa Bárbara (California) y que ofrece unas espectaculares vistas del Océano Pacífico gracias a los acantilados que hay próximos a ella. Es obra del arquitecto Michael Carmichael y es conocida por todo el mundo como la “Casa de la Ola”.

Restauración profunda para modernizarla

Como hemos comentado anteriormente, la casa fue construida en 1970. Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Por este motivo, sus nuevos propietarios han llevado a cabo una profunda reforma para adaptarla a los tiempos actuales. También se aprovechó esta reforma para solucionar algunos problemas de filtración de agua.

Lo primero que nos llamará la atención de esta casa ondulada, es que todo tiene esa forma tan peculiar. No busquéis líneas rectas porque destacan por su ausencia. La fachada, las ventanas e incluso algunos muebles, cuentan con esta forma ondulada tan peculiar.

 

Esta espectacular casa de ensueño, incluye dos dormitorios, una sala de estar, un comedor y una cocina, así como un baño. Tras la reforma realizada, se añadió una nueva escalera con un diseño modernista que va desde el pasillo delantero hasta el segundo piso.

Madera, madera y más madera

Otra de las cosas que nos ha llamado gratamente la atención, es el uso de la madera para forrar las paredes y techos de esta casa ondulada, aportando un toque muy elegante. Después de la reforma, el propietario ha buscado darle un toque minimalista, creando grandes espacios libres de molestos objetos.

 

La cocina es espectacular gracias a su diseño curvo. Se utilizó madera de roble para su construcción, consiguiendo un acabado perfecto que se mezcla con el resto de elementos que forman parte de la cocina.

En el caso de las baldosas de la planta principal, se mezclan nuevas y viejas. De esta forma, su propietario asegura que una de cada 10 baldosas contendrá un fósil de un caballito de mar o de un caracol en su interior.

La chimenea de la casa si que es la original que se construyó desde un principio, aunque se le tuvo que hacer algunos arreglos menores.

 

En el dormitorio principal, nos encontramos con una ventana que tiene forma de ola. No es demasiado alta pero permite la entrada de mucha luz natural, además de ofrecer unas vistas preciosas del océano.

El baño principal también fue renovado y modernizado con encimeras de onyx y paredes de ducha que también tienen la apariencia de olas. El suelo se mantiene caliente gracias al uso de hilo radiante.

La madera de la terraza fue arrancada completamente y cambiada por nueva madera brasileña que fue instalada en su lugar. Se agregaron puertas al exterior desde las que se pueden acceder al baño o el dormitorio de la planta inferior.

Pero lo mejor de todo, es que cuenta con una escalera privada que conduce a una playa de acceso limitado al norte del refugio State Beach.

Todas las imágenes que aparecen en esta entrada referente a esta casa ondulada de California, han sido sacadas del portal Houzz.

Dejar respuesta