El propano se ha utilizado en hogares, granjas y otras industrias durante más de un siglo. Hay muchos beneficios de usarlo, destacando como una forma altamente eficiente y ecológica de calentar su hogar y electrodomésticos, pero es importante comprender cómo funciona y cómo cuidar su tanque de propano.

Antes de comenzar a buscar el término «compañías de propano cerca de mí«, o al menos antes de que se entregue, esto es lo que necesita saber.

Asegúrese de que esté almacenado correctamente

Su tanque siempre debe almacenarse en posición vertical, lo que permite que la válvula de alivio de presión en la parte superior funcione como debería. A medida que el propano líquido se convierte en vapor o gas dentro del tanque, si se permite que la presión se acumule demasiado, los vapores escapan. Si el tanque no se almacena correctamente, eventualmente comprometerá su integridad estructural, convirtiéndose en un riesgo para la seguridad.

Instalar detectores de fugas

Si bien los tanques de propano tienden a ser más resistentes a los pinchazos en comparación con los tanques que se usan para gas, metanol o etanol, es importante tomar las medidas de seguridad adecuadas. Eso significa instalar detectores de fugas electrónicos para que pueda detectar una fuga temprano.

Inspeccione regularmente si hay fugas

Si bien la instalación de detectores de fugas es realmente imprescindible, también es una buena idea revisar el tanque con regularidad antes y después de usarlo, ya que el propano es altamente combustible. Haga esto en un área abierta donde no haya otras fuentes de calor alrededor. Si sale de su casa por un período prolongado, asegúrese de cerrar las válvulas del tanque y cuando regrese, pídale a su compañía de suministro de propano que verifique si hay fugas.

También te puede interesar:
Diseñador español construye un estudio secreto bajo un puente en Valencia

Su tanque también debe ser inspeccionado profesionalmente después de diez años, y luego cada cinco años después de eso. No será seguro almacenarlo si no ha sido calificado como seguro en los momentos designados.

Obtenga un detector de monóxido de carbono

Como los electrodomésticos de propano pueden perder monóxido de carbono, el resultado de una combustión de gas incompleta debido a electrodomésticos que no se han ajustado correctamente, asegúrese de instalar un detector de monóxido de carbono en su hogar. Además, tenga en cuenta los síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono, como mareos, dolores de cabeza y ojos llorosos.

No permita que el clima frío haga que el tanque se congele

Si vives en una zona sujeta a un clima muy frío, deberás contrarrestar sus efectos. El propano depende de la temperatura, y el volumen aumenta y disminuye a medida que fluctúa. Cuando hace mucho frío, el propano se vuelve muy denso, y cuanto más frío esté, menor será la presión en el tanque. Lo mejor que puede hacer es conseguir un calentador de manta de barril de propano. Además, querrá mantener el tanque lleno, y cuando / si nieva, no permita que se amontone encima.

Nunca llene demasiado su tanque

Un tanque de propano sobrellenado es peligroso. Es aún más un peligro para la seguridad cuando se almacena. Puede saber si su nivel de propano es demasiado alto revisando la válvula de alivio de presión o pesando el tanque y restando el peso de tara (el peso del tanque cuando está vacío) del peso bruto. A partir de la solución, convierta libras a galones y sabrá cuánto propano hay en el tanque. Al inspeccionar, use guantes y gafas protectoras, y evite usar cualquier cosa que pueda causar estática, como nailon.