Claves a la hora de elaborar el proyecto de construcción de obra nueva

No importa si estamos hablando de una obra civil o de una edificación diferente, será necesario que exista un proyecto de construcción de obra nueva.

Estamos hablando de un documento en el que se detallarán las fases constructivas que se deben llevar a cabo. Cada una de estas fases requerirán de varios estudios (anteproyecto, proyecto técnico, solicitud, expedición de licencias,etc).

Este documento es muy largo y, dependiendo de las necesidades de la obra, puede incluir una mayor o menor cantidad de apartados. En este artículo vamos a analizar las claves y fases más importantes.

¿Qué se debe tener en cuenta para elaborar el proyecto de construcción de obra nueva? Claves y fases

1.   Definición de la obra

En la definición de la obra se describirán los parámetros y datos que servirán como orientación a la hora de dar forma a los planos del proyecto, además de para trazar unos primeros presupuestos. También servirán para saber las licitaciones para escoger a los prestatarios y organizar la mano de obra para el trabajo.

Por supuesto, en esta definición también deben incluirse las instrucciones del cliente.

2.    Estructuración

Lo más habitual es que el proyecto de obra esté estructurado en base a estas categorías:

  • Presentación del proyecto: es la primera parte del documento y estará compuesta por el índice. Lo que persigue esta categoría es poner la cobra en concreto, detallando la ubicación en dónde se va a trabajar, la lista y el papel de los diferentes operarios que van a intervenir en el proyecto, así como la definición de las directrices y protocolos que se deben considerar.
  • Parámetros de ejecución: en esta categoría del proyecto de construcción de obra se estudiará de forma detallada el presupuesto, el plazo para concluirlo, la forma de gestionar y realizar el trabajo, los controles de calidad, las condiciones del alquiler de maquinaria, así como el final de la obra. También es importante que se detalle los recursos financieros que se van a utilizar para financiar el proyecto.
  • Diseño: la tercera parte de la estructura nos habla de los criterios de diseño. Aquí se tiene en cuenta los factores urbanos, arquitectónicos y ambientales del proceso. Habrá que concretar cómo replantear el edificio y de qué forma se va a introducir en el entorno. Otro criterio de importancia es pensar en el desarrollo sostenible que se va a seguir
  • Detalle de las necesidades del proyecto: finalmente, tenemos este apartado en donde habrá que detallar las necesidades clave del proyecto. Por ejemplo, se tendrá en cuenta las superficies en donde se va a trabajar, las necesidades, etc.

3.   Estudio de las exigencias específicas y técnicas de cada proyecto

Para evitar cualquier obstáculo o gasto no contemplado, es muy recomendable que se exponga la máxima cantidad de información posible sobre la estructura, infraestructura, servicios, mobiliario, equipos, así como las particularidades más detalladas sobre lo que se va a construir.

En el caso de que existiese ya un inmueble en donde se va a construir, también es fundamental que se especifiquen las condiciones del derribo, así como el método que se va a seguir previamente con el objetivo de acondicionar el lugar.

4.   Presupuesto

Uno de los apartados más complejos de tratar en el proyecto de construcción lo encontramos en el presupuesto. También es de los más difíciles de respetar ya que, si el proyecto no se hace bien, el presupuesto final podría ser muy diferente del presupuesto inicial.

Los datos que se han definido en los apartados anteriores deben ser detallados, sólidos y completos, ya que solo así se podrá tener una cifra exacta.

Para evitar que el presupuesto se dispare, y ganarnos la insatisfacción del cliente, es importante apoyar nuestra cuantía en estudios previos y estimaciones en los que se ponga de manifiesto la calidad, la mano de obra utilizada, la inflación, así como cualquier otro detalle de importancia.

5.    Plazo de ejecución

A la hora de determinar el plazo de ejecución es muy importante que tengamos en cuenta el objetivo del cliente. Otros criterios que también afectarán al mismo serán los límites financieros que existen, así como los plazos con los que se requiere trabajar.

Una buena manera de conseguir la máxima precisión a la hora de dar un plazo de ejecución es utilizar las herramientas de seguimiento y gestión adecuadas.

6.    Exigencias de puesta en marcha

Estas exigencias serán muy variables dependiendo del proyecto con el que estemos trabajando. En este apartado es muy importante utilizar un informe en el que se tenga en cuenta el enfoque, el estudio de los suelos, normas de la zonificación, alcance del proyecto, garantías, capacitación de personal.

También se podría agregar el calendario de mantenimiento planeado.

En resumidas cuentas, esta información es la que principalmente debe estar incluida en un proyecto de construcción.

Ir arriba