¿Alguna vez te has parado a pensar cómo sería la casa del futuro? No hace mucho tiempo, ante esta pregunta, la mayoría de nosotros nos hubiésemos imaginado algo futurista y austero, donde todo estuviera automatizado. Esto provocaría que la casa perdiera parte de la calidez actual, ya que al eliminar la interacción con ella, el ambiente parecería más frío y distante. Un informe reciente, demuestra que las cosas son bastante más diferentes. Sin ir más lejos, el estudio de arquitectura Dot Architects ha estado trabajando en un proyecto destinado a mostrarnos de forma más realista como sería la casa del futuro, centrándose en un enfoque de estilo de vida pensado para jóvenes.

Casa experimental en China

El proyecto llevado a cabo por este estudio de arquitectura, fue construido en un barrio histórico de la ciudad china de Beijing. El cliente que hizo este encargo, era una compañía de tecnología especializada en elementos inteligentes para el hogar. La casa diseñada contaba con 30 metros cuadrados y aunque pueda parecer pocos metros, ofrece todo lo necesario para poder vivir cómodamente.

Esta casa ocupa el marco de una estructura antigua que ya existía en una propiedad de 80 metros cuadrados situado en el patio de la vivienda. Los arquitectos han mantenido intactos el marco de madera original de la estructura, reemplazando el techo y quitando todos los tabiques internos que tenía ese espacio.

La casa del futuro, una vivienda multifuncional

En el desarrollo de la casa del futuro, esta fue vista como un espacio que era utilizado como hogar y como espacio de trabajo. El diseño principal se centra en la accesibilidad y la comodidad, todo pensado para ofrecer lo que se conoce como un diseño flexible. Si nos centramos en el enfoque general, este apunta a exponer la belleza de la arquitectura tradicional de este país, preservando el marco principal de la casa e infundiéndole características modernas e inteligentes.

A la hora de crear el diseño flexible, se apostó por el uso de dos módulos de muebles que pueden desplazarse. Gracias a esta función, es posible crear cuatro diseños diferentes. En una de las versiones, se puede convertir la casa en un hogar con tres dormitorios, mientras que otra de las configuraciones, incluye una oficina en el hogar. Estos módulos se controlan a través de un panel inteligente ubicado en la sala de estar. Desde este panel, también es posible controlar otros elementos como la luz, las cortinas, el sistema de seguridad y varios electrodomésticos.

Casa inteligente sin muchos lujos

Lo más llamativo de este proyecto, es que esta casa del futuro, deja de lado el lujo, a pesar de ser una casa inteligente. Ofrece la calidez y la comodidad de un hogar rústico, a lo que hay que sumarle la funcionalidad de una casa contemporánea de alta tecnología. A simple vista puede parecer que no se trate de una casa futurista, pero en nuestra opinión, es la imagen más realista de cómo podría ser las casas del futuro.

Debido a su tamaño reducido, para ahorrar espacio, la casa cuenta con camas en la pared que permanecen ocultas hasta que sea necesario su uso. También cuenta con módulos de muebles multifuncionales que se pueden utilizar de diferentes formas, según las necesidades del momento. Cuenta con grandes ventanas que permiten la entrada de abundante luz natural y que ayudan a ventilar la casa de forma natural.

¿Pensáis que esta será el diseño que tendrán las casas del futuro? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here