Lo bueno que tiene la arquitectura, es que casi todos los proyectos que uno pueda tener, se puede hacer realidad. Esto ofrece muchas opciones a la hora de realizar los diseños, pudiendo crear diseños de todo tipo. Es el caso de la casa que hoy os queremos presentar. Es conocida con el nombre de la Casa de dos mitades y ha sido construida en la localidad australiana de Invermay. Los encargados de llevar a cabo este proyecto fue el estudio de arquitectura Moloney que diseñaron la casa separando la zona social de la zona de descanso. De ahí su nombre. Una casa moderna que tienes que conocer tanto por fuera como por dentro.

Fachada elegante de madera

Lo primero que nos encontramos cuando vemos la casa, es una fachada de madera de abedul. Este material lo que ofreces es una sensación de calidez y elegancia. Esta madera rodea toda la casa creando una sensación muy armoniosa con el tejado.

Como hemos comentado, la Casa de dos mitades cuenta con dos zonas bien diferenciadas. Por un lado está el área social que cuenta con una sala de estar en un extremo. El foco principal de esta habitación, recae en la chimenea negra. También cuenta con un banco de poca altura que recorre todo el perímetro de la habitación. De esta forma creamos un espacio para los invitados, ofreciendo un lugar informal donde descansar.

Separando la sala de estar y la cocina, nos encontramos el área del comedor, amueblada con una mesa redonda y sillas de color negro mate. También cuenta con una ventana alta con un banco, que crea un espacio para que alguien pueda contemplar desde ella la naturaleza que rodea la casa.

La cocina ha sido diseñada como una zona comunitaria con mucho espacio. Cuenta con una gran isla negra con asientos que combina con la estantería negra, la pared posterior y la encimera. Todo esto crea un aspecto audaz y contemporáneo.

Al lado de la cocina, nos encontramos unas escaleras que nos llevan hasta la segunda parte de la casa. Es aquí donde están las habitaciones y los baños.

Color para iluminar el interior

En esta habitación se ha agregado un toque de color mediante el uso de armarios que van desde el suelo hasta el techo de color azul claro. Otra ventana vertical alta, se encarga de agregar luz natural a la habitación.

La madera contrachapada continúa en todas las habitaciones de la casa. Su color contrasta con el cemento pulido del suelo.

En el baño, grandes azulejos negros forran las paredes y el suelo. Este color se mezcla con el blanco de los muebles, así como de la bañera y el lavabo.

Tras conocer la Casa de dos mitades, ¿qué opinión tenéis de ella? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here