Es como en el arte: hay tantos tipos y estilos que al final, terminamos confundiéndolos entre sí. Por eso, de vez en cuando, no está de más recordar y refrescar la memoria para identificar sin problemas los diferentes tipos de arquitectura existentes.

Hoy nos proponemos repasar con vosotros los tipos de arquitectura. ¿Recuerdas todos a la perfección? ¿sabrías definirlos? seguro que hay algo que todavía no está del todo claro o se recuerda ‘con pinzas’. Por eso, os proponemos recordar lo necesario e indispensable con esta lista que hemos elaborado. Apta para todos los públicos, desde los arquitectos más especializados hasta los meros aficionados. ¿Te unes?

Los principales tipos de arquitectura

Si hablamos de la división más general de la arquitectura, tenemos que nombrar 3 tipos de arquitectura:

  1. Arquitectura histórica o estilística. Es la arquitectura que ha surgido a través del tiempo en diversos lugares y que tiene sus propias características y estilos arquitectónicos. Como por ejemplo los monumentos tradicionales, las catedrales… Esta arquitectura estilística recibe los nombres teniendo en cuenta el estilo artístico predominante en la época. Es decir, barroca, renacentista, gótica, etc.
  2. Arquitectura popular o tradicional. Son las edificaciones que construyen gente de a pie o artesanos con poca instrucción y conocimientos técnicos,  como las cuadras para el ganado, las casas rurales, sin grandezas y de uso cotidiano. Suelen ser de materiales naturales y fácilmente manejables como la madera, la piedra o el ladrillo.
  3. Arquitectura común o vulgar. Son las construcciones prácticas, es decir, aquellas construcciones cuyo único objetivo es satisfacer de una forma útil una necesidad. No importa el diseño, el estilo artístico o la tradición sino lo práctico que vaya a ser ese edificio.

Tipos de arquitectura según la funcionalidad

Para identificar los siguientes tipos de arquitectura debemos hacernos una pregunta: ¿para qué sirve? ¿para qué se ha construido?

tipos de arquitectura
Fuente: Pelayo 2
  1. Arquitectura Religiosa: No hace falta mucha explicación. Como indica el propio nombre, son aquellas construcciones que están enfocadas a un ámbito religioso. Iglesias, sinagogas, catedrales, capillas, templos… son todas de arquitectura religiosa y como habréis comprobado (porque será por iglesias y catedrales en España) suelen ser construcciones de gran tamaño y bastante ornamentadas.
  2. Arquitectura Militar: Las murallas, fortalezas y castillos son los ejemplos más característicos. Son todas aquellas construcciones que se han creado con fin defensivo para contener ataques, asaltos y conquistas. Como curiosidad destacar que son edificaciones que, a pesar de tener un fin meramente práctico y funcional, acaban convirtiéndose en elementos de gran belleza arquitectónica.
  3. Arquitectura Civil: Se trata de monumentos y edificaciones destinados para la gente, la civilización (Cívitas en latín). Son lugares para el uso común como los teatros, los puentes, los parques, así como los diversos edificios de las dependencias de gobierno civil. De nuevo un ejemplo de funcionalidad y belleza en una misma creación.

La arquitectura según los periodos

Hay tantos tipos de arquitectura como periodos de la historia ha habido. ¿Conclusión? Podríamos hacer una división de cientos de tipos arquitectónicos. Sin embargo, hemos elegido los tres más relevantes, conocidos y reconocibles.

  1. Arquitectura romana: ¿Quién no tiene en mente el coliseo romano o (más cercano) el acueducto de Segovia? Pues ambos reúnen grandes características que nos pueden ayudar a identificar este tipo de arquitectura. Grandiosidad, arcos, columnas, gradas… Aunque también, dentro de la arquitectura romana podemos encontrar pequeños puentes con carácter funcional. Eso sí, mantenían el punto estético presente. Los materiales más utilizados fueron el mármol y el ladrillo.

    tipos de arquitectura romana
    Fuente: Bernard Gagnon
  2. Arquitectura barroca: Si algo está muy ornamentado, tiene bóvedas, líneas curvas, espirales y mucha diversidad de materiales… es Barroco. Sin duda. Este tipo de arquitectura se caracteriza por la excesiva decoración (un poco churrigueresco). Además, abundan gran cantidad de detalles que impiden que, a simple vista, puedas identificar todos los elementos que forman esa construcción. Se mezclan muchas estatuas, columnas y gárgolas y destacan algunas técnicas como por ejemplo la de dorado a la hoja. El ejemplo más representativo y visitado cada año por miles de peregrinos es La catedral de Santiago.
  3. Arquitectura neoclásica: Es una arquitectura muy detallista, estética y bella pero pero mucho menos cargada que la arquitectura barroca. Los techos son altos y con dimensiones espaciosas y su decoración se basa en cuadros, arañas, molduras y espejos. ¿Ejemplos? Existen un montón en Madrid: el Palacio Real, la puerta de Alcalá, el palacio de Congresos, el museo del Prado…

Y para acabar y repasar, aquí os dejamos este vídeo donde podéis encontrar más estilos arquitectónicos y las clasificaciones según la época histórica.

¿Cuáles son vuestros tipos de arquitectura preferidos? ¿qué estilo preferís? ¿el gótico, el medieval, el renacentista…? ¡Cuéntanos cómo y cuándo lograste aprenderte todos los tipos de arquitectura! Y si te gusta leer sobre arquitectura, no te pierdas este ranking de las 6 mejores revistas de arquitectura.

Dejar respuesta