Un mes y medio ha sido el tiempo que el experto en botánica Ignacio Solano ha necesitado para el diseño y ejecución del proyecto de un jardín vertical o fachada vegetal en la madrileña y castiza calle Montera.

Un precioso proyecto situado en un edificio recién restaurado que consiste en una cobertura vegetal de 200 metros cuadrados, un jardín vertical que no deja indiferente a los abundantes viandantes de esta zona. El proyecto de restauración ha sido promovido por Civitatis y redactado por Martín Maján Arquitectos.

Cerca de 8.000 plantas de 22 especies diferentes han sido necesarias para crear este magnífico jardín vertical. Una selección de especias que se adaptan al clima de Madrid.

El trabajo lo ha realizado el equipo de Paisajismo Urbano dirigido por Ignacio Solano y ha sido muy especial para todos debido a la ubicación del mismo.

La calle Montera es conocida, entre otras cosas, por ser la vía más rápida de acceso desde la Puerta del Sol a Gran Vía.

Realizar un trabajo de estas dimensiones en el centro de la capital de España, en un lugar muy transitado y en una de las arterías con más historia y tradición, ha sido un privilegio para todos los implicados.

Para este proyecto Ignacio Solano ha utilizado una estudiada selección de plantas que se adaptan perfectamente al clima madrileño, duro por sus inviernos fríos y verano muy calurosos.

Un clima seco y sin demasiadas precipitaciones a lo largo del año, con veranos calurosos e inviernos fríos. Este nuevo ecosistema vertical, se ha convertido en un pequeño corazón verde en mitad de la popular y hospitalaria ciudad de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here