La increíble casa subterránea de Fernando Higueras

A lo largo de toda la historia de la arquitectura, nos podemos encontrar auténticos genios que se pueden considerar unos adelantados a su época. Es el caso del arquitecto español Fernando Higueras un genio capaz de crear edificios inconfundible como las Viviendas para el Patronato de Casas Militares o la Corona de Espinas, pero que a su vez, era capaz de vivir en una casa subterránea. Una especie de cueva que le ofrecía todo el confort necesario para su día a día. A lo largo de esta entrada, os hablaremos de esta peculiar vivienda diseñada por uno de los arquitectos más importantes que ha dado este país.

Un arquitecto que siempre iba por libre

casa subterránea Fernando Higueras 2

Fernando Higueras quizás no sea tan conocido como otros arquitectos famosos de todo el mundo, pero tenía algo que lo hacía diferente al resto. Era una persona que siempre iba por libre. No le importaba los caminos de la moda, sino que en sus trabajos mostraba aquello que significaba más para él.

casa subterránea Fernando Higueras 3

Hasta tal punto llegó esta situación, que en un momento de su vida, quiso romper con las tradicionales casas y apostar por un diseño nuevo y muy novedoso donde poder pasar el resto de su vida. Es así como nació la idea de su casa subterránea. Una vivienda que construyó en su jardín y que cuenta con dos plantas.

Su primer rascainfiernos

casa subterránea Fernando Higueras 4

En una época donde los arquitectos buscaban la forma de construir los edificios más altos del mundo, Fernando Higueras optó por el camino contrario para su casa. A este proyecto lo llamó su primer “rascainfiernos“, lo que se puede ver cómo lo contrario a un rascacielos. A Fernando le gustaba los juegos de palabras, de ahí este original y divertido apodo.

casa subterránea Fernando Higueras 5

La construcción de esta casa subterránea, se inició en el año 1972. No fue un proceso nada sencillo, ya que en el jardín no entraban las máquinas excavadoras, por lo que todo el vaciado se tuvo que hacer de la forma tradición: a pico y pala. En total se tuvo que ahondar hasta los 7 metros de profundidad, con una planta cuadrada de 9 metros. Os podéis imaginar todo el trabajo que supuso la retirada de tal cantidad de tierra. Está claro, que ese hueco no se hizo de un día para otro.

casa subterránea Fernando Higueras 6

Esa altura, permitió la creación de una cueva con dos alturas, donde nos encontramos una escalera de caracol para movernos de un piso a otro. La planta superior cuenta con una superficie en forma de “L” al quitarle una esquina de 4,5 x 4,5 metros. Gracias a esta apertura, a la vivienda entra una excelente luz cenital, algo con lo que el arquitecto estaba obsesionado y que lo acompañó durante toda su vida.

En la planta baja, nos encontramos el estudio, mientras que en la planta superior están las zonas de estar y el dormitorio. En total, la planta baja cuenta con 81 metros cuadrados, mientras que la planta superior se queda en 60 metros cuadrados.

Condiciones atmosféricas perfectas

casa subterránea Fernando Higueras 7

Al estar a siete metros bajo tierra, esta casa subterránea cuenta con unas condiciones atmosféricas perfectas. Durante todo el año, la temperatura se mantiene entre los 16 y los 26 grados centígrados. Gracias a este privilegio, no es necesario utilizar aire acondicionado en verano, y tampoco calefacción en invierno. Lo único que utilizaba, era un pequeño radiador en el cuarto de baño a la hora de ducharse.

casa subterránea Fernando Higueras 8

Se puede afirmar, que el arquitecto era un adelantado a su tiempo. Cuando aún nadie hablaba de la sostenibilidad, él ya proporcionó a su hogar un sistema que era respetuoso con el medio ambiente. Para muchos profesores de arquitectura, no hay casa más sostenible que esta.

Claraboyas para unas vistas maravillosas

casa subterránea Fernando Higueras 9

Se podría pensar que al estar la casa hundida en la tierra, uno podría echar de menos la luz exterior y poder ver el cielo. La verdad es que aquí eso no ocurre, gracias al uso de unas grandes claraboyas situadas en el techo de la vivienda. Además de permitir la entrada de una gran cantidad de luz natural, permite observar el cielo con toda nitidez.

El arquitecto, siempre alardeaba de lo hermoso que era poder ver la nieve caer sobre el cristal de estas grandes ventanas mientras que estaba tumbado en su cama. Afirmaba que era una sensación indescriptible.

Sin lugar a duda, una gran casa donde no me importaría poder vivir, aunque tuviera que retroceder varios años ya que ahí la cobertura móvil no es muy buena que se diga. ¿No os gustaría a vosotros poder disfrutar de una casa de este tipo?

Para finalizar esta entrada sobre la casa subterránea de Fernando Higueras, queremos compartir con vosotros el vídeo publicado en Youtube por el usuario Craigchek donde podréis ver más imágenes de lo que el artista bautizó con el nombre de “rascainfiernos”.

Las imágenes sobre la casa subterránea de Fernando Higueras que aparecen en esta entrada, han sido sacadas del portal nataliaeslavanogales.

Dejar respuesta