Ventajas de contratar una inspección técnica antes de contratar una vivienda

La compra o contratación de una vivienda es una inversión tan importante que toda precaución siempre es poca. Por ello, llevar a cabo una inspección técnica con profesionales cualificados y de confianza como gestiontecnicadelavivienda.es es vital para evitar costosas sorpresas desagradables.

En qué consiste una inspección técnica de vivienda

Una vivienda cuenta con multitud de factores y posibles problemas que una persona sin formación específica no tiene forma de identificar por mucho que se esfuerce. Por eso es tan importante contratar técnicos y profesionales que lleven a cabo una inspección concienzuda y a fondo antes de dar el importante paso de dar el paso de la compra.

Un inspector con conocimientos buscará señales de daños que son inapreciables para cualquier persona normal y llevará a cabo pruebas y mediciones que le permitan evaluar la estabilidad y seguridad de la vivienda, con pruebas de resistencia de cimientos y paredes, de la calidad del aire de la vivienda, del estado de sus sistemas eléctricos o de su presión del agua, entre otros.

Se puede así llevar a cabo un informe detallado que señale si el precio que se solicita por la vivienda es adecuado, y que permite además preveer qué tipo de gastos podrá ocasionar esa vivienda a corto, medio y largo plazo.

La inspección técnica se lleva a cabo por lo general en entre 2 y 4 horas, aunque viviendas de gran tamaño o en las que haya que hacer especial hincapié en algún punto pueden requerir de más tiempo.

Ventajas de contratar una inspección técnica

Con todos los problemas y claroscuros que una vivienda puede presentar, lo mejor es tener toda la información posible de antemano antes de decidir la compra. Estas son las principales ventajas de contratar una inspección técnica:

Encontrar problemas ocultos

Determinadas viviendas pueden presentar daños inapreciables a simple vista, tanto si son estructurales como de fontanería, eléctricos, de climatización, de calidad del aire o de otro tipo. Una inspección técnica dará toda la información al respecto, evitando sorpresas y dando más herramientas de negociación al comprador, que podrá pedir precios más bajos ante determinadas faltas en el inmueble.

Mejor toma de decisiones

La revisión técnica proporciona información clara y contrastable de la vivienda que se va a comprar, y que además puede compararse con la del resto de viviendas de la zona. Así, es posible tomar una decisión de compra más informada, sabiendo si el precio que se va a pagar es barato o caro, además de permitir tener en cuenta hacer una previsión de gastos mucho más sólida, sabiendo qué reformas será necesario llevar a cabo y cuándo habrá que hacerlas.

Mayor seguridad

La vivienda podría tener problemas de seguridad que incluso los dueños desconozcan. Una buena inspección sacará estos problemas a la luz y te permitirá alejar a tu familia no solo de una compra poco rentable, sino también del peligro que supone un hogar poco seguro, algo que es siempre la prioridad en cualquier caso.

Scroll al inicio