Difícil papeleta a la que se tuvieron que enfrentar el estudio de arquitectura Reader & Swartz Architects cuando afrontaron el proyecto de renovación contemporánea de una vieja granja de 1970 en el condado de Frederick, en Virginia. Se trataba de una casa típica de aquella época que sufría problemas de moho, lo que provocaba que sus habitantes tuvieran problemas respiratorios.

Poco tenía de bueno esta vivienda para ser remodelada, pero sus inquilinos no querían destruirla completamente, sino que querían que se utilizase la base antigua, solucionando los problemas y añadiendo un mayor espacio. La solución planteada fue la de mantener la caja original central y añadirle dos nuevas alas y optimizar la trayectoria del sol.

La zona vieja de la misma fue utilizada para la creación de la cocina, espacios de servicios y las habitaciones infantiles, mientras que se aprovechó la altura poco frecuente del techo para poder añadir una segunda planta sobre ella.

Una de las alas nuevas que se levantaron corresponde al salón, un espacio abierto y que conecta directamente con la cocina y el aire libre. La otra ala se dedicó a las habitaciones más privadas, incluyendo el dormitorio principal, así como la sala de yoga y la biblioteca.

Durante el proceso de rehabilitación, se utilizaron materiales propias de la zona, de esta forma piedras fueron utilizadas como elementos decorativos, tanto dentro de la casa como en los alrededores del paisaje.

Cada material de construcción fue analizado, para minimizar el impacto negativo del proyecto sobre el medio ambiente y la salud de los propietarios.

granja virginia 1

granja virginia 2

granja virginia 4

granja virginia 5

granja virginia 6

granja virginia 7

granja virginia 8

granja virginia 9

granja virginia 10

Dejar respuesta