En cualquier empresa, negocio, oficina, entidad bancaria o institución oficial, la puerta de entrada es la primera impresión que muestra un lugar a sus visitantes y es por tanto una carta de presentación. En la actualidad las puertas de entrada se han integrado tan bien, que obras de arquitectura tan importantes como la Sagrada Familia tienen sistema de puertas de entradas automáticas para la tienda de regalos que tiene en la parte baja de sus instalaciones. Un elemento que ha incorporado la arquitectura moderna y que, en un templo con casi un siglo de existencia parece haber sabido amoldarse sin ningún problema.

Una puerta de entrada automática mejora considerablemente la imagen de tu negocio, oficina o empresa; le da elegancia y mejora el flujo de clientes, pacientes o usuarios en general. Por otro lado, los especialistas en puertas de entrada y control de accesos dan fe de los beneficios que obtiene un negocio o empresa sistematizando el flujo de personal, y eso es exactamente lo que logra y garantizando la seguridad de quiénes entran y quienes salen.

Man puts the card into the reader

En espacios compartidos como los coworking, los controles de acceso le garantizan a todos los que trabajan dentro poder entrar y salir sin la necesidad de un timbre o de molestar a alguien más para que abra la puerta. Asimismo, un control de acceso por huella, tarjeta o número de identificación permite restringir la entrada de terceros y reduce el riesgo de robos o hurtos.

Los controles de acceso están a la orden del día, pero quizá nunca te has detenido a pensar en lo mucho que facilitan tu vida como cliente o consumidor. Piensa, por el ejemplo, en tu gimnasio de confianza, en cómo puedes entrar y salir con poner tu huella o ingresar tu DNI y en cómo eso mejora tu experiencia como cliente. Piensa también en todos esos lugares en los que tienes que esperar que alguien te reconozca y te abra en la puerta, y en cómo esto modifica tu percepción como cliente.

En el caso de las grandes empresas, los controles de seguridad también funcionan para repartir las tareas del personal: aplicando un sistema como este es posible gestionar el acceso a zonas autorizadas, habilitar franjas de horario, monitorear la identidad de tus visitantes y las horas en las que se va tu personal, entre otras necesidades particulares que tenga la empresa. Este sistema es mucho más práctico que las llaves manuales, sobre todo cuando funcionan por huella digital, pues elimina todo riesgo de pérdida y todas las consecuencias que eso conlleva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here