¿Por qué contratar un Administrador de Fincas profesional?

por que contratar un administrador de fincas profesional

Gestionar una comunidad de propietarios puede llegar a convertirse en un trabajo agotador debido a todas las tareas que deben realizarse. Y no tanto por la complejidad de las mismas, sino porque son muchas, muy variadas y, en algunos casos, requieren de conocimientos especializados que no siempre tenemos. Todo ello hace que se termine dedicando demasiado tiempo.

Por eso, aunque muchas veces se ve como un gasto, contratar un administrador de fincas es la mejor solución para disfrutar de una buena gestión y un buen funcionamiento de la comunidad de vecinos. Y es que este tipo de profesionales se ocupan de todo lo relacionado con las cuestiones legales, financieras y jurídicas de la finca de una manera mucho más óptima y eficaz. Conocen perfectamente la normativa y pueden resolver rápidamente cualquier tipo de problema.

Pero además, gracias a ello, se evitan muchos conflictos, pues esta figura apuesta siempre por la conciliación entre todas las partes. Incluso puede llegar a suponer un ahorro económico en la ejecución de obras, contratación de proveedores, realización de trámites, etc.

5 Motivos para contratar un administrador de fincas profesional

Existen varios motivos por los que es recomendable dejar la gestión de la comunidad en manos de profesionales expertos en este terreno:

1. Administran la contabilidad

Una de las principales funciones de los administradores de fincas es la de planificar y llevar la contabilidad de la comunidad, contando con los conocimientos necesarios para poder controlar los ingresos y gastos de la finca y realizar una correcta gestión de todo ello. Incluyendo las reclamaciones a vecinos morosos y de interponer la demanda en caso de que no sea posible llegar a un acuerdo.

2. Ofrecen asesoramiento legal

Muchos administradores de fincas están cualificados para ofrecer servicios de asesoramiento jurídico, lo que supone una enorme tranquilidad para los vecinos, que saben que si surge cualquier problema legal, estarán respaldados.

3. Están al tanto de la normativa vigente

Por lo general, los administradores de fincas son personas con formación en Ciencias Jurídicas o Derecho, por lo que conocen a la perfección el ordenamiento jurídico y saben a dónde tienen que recurrir en caso de que surja cualquier problema. Además, en base al código deontológico, están obligados a mantenerse al día de los posibles cambios legislativos.

4. Gestionan el papeleo

Ya sea para solicitar una subvención, pedir presupuestos de reparación, solicitar una licencia de obras o gestionar los suministros de la finca, el administrador de fincas se ocupará de todo.

5. Realizan una labor de mediación

Es normal que, de vez en cuando, se produzcan controversias entre los vecinos de una comunidad. En estos casos los administradores de fincas actúan como intermediarios, sabiendo cómo proceder para calmar las aguas. Es más, algunos profesionales son expertos en Mediación Civil, lo que les permite resolver problemas intersubjetivos, aplicando conocimientos de derecho, negociación, psicología, PNL…

Si estás buscando un administrador de fincas cualificado, Urfintek es una de las mejores opciones. Una empresa que cuenta con un magnífico equipo de profesionales especializados en la gestión y el funcionamiento de las comunidades de vecinos.

Sobre el autor

Scroll al inicio