Madrid recibe cada año a millones de visitantes que quieren conocer todos sus rincones. Su oferta hotelera es amplia y variada pero nada como lo que se puede encontrar en el nuevo NYX Hotel. Se trata de un 4 estrellas de 180 habitaciones en el corazón financiero de la ciudad y que tiene el nuevo arte contemporáneo y el arte urbano como protagonista. Para ello, Urvanity Projects a comisionado a artistas locales para una serie de instalaciones site-specific en este nuevo hotel.

Cada hotel NYX es en sí mismo una obra de arte única, y un elemento significativo de la escena artística local de la ciudad. Arte urbano, videoarte y una atención dedicada hacia los artistas emergentes están entre los rasgos principales del concepto artístico de NYX, perteneciente la cadena Leonardo Hotels. Para su nuevo hotel en Madrid, la plataforma de proyectos culturales Urvanity Projects –responsable entre otros de la feria de nueva arte contemporánea URVANITY–, ha sido elegida como comisaria del proyecto junto a Iris Barak, comisaria de NYX.

Alojarse en el interior de un museo

La primera de las obras que nos encontramos en el NYX Hotel es el Super Ego de Samuel Salcedo. Se trata de una obra que revela la condición ilusoria, enmascarada y diga del ser humano actual. Una lectura personal que produce un efecto espejo al desvelarnos a nosotros mismos.

También en la entrada nos encontramos con Downstairs de E1000, una intervención capaz de descolocar al visitante de sus coordenadas reales y situarle entrando en otro mundo, subiendo o bajando como un equilibrista sobre los cables que forman las líneas del espacio y el tiempo.

En el fondo de la sala nos encontramos con la envolvente instalación de Ana Beltrá, Busco un Bosque Donde Perderme, un oasis donde disfrutar de plantas naturales y artificiales que forman un muro de contención natural, dique o barrera a cualquier disturbio en perjuicio de nuestro disfrute interior e introspectivo.

Componentes de la NYX Signature Art

En el hall descubrimos los dos componentes de la NYX Signature Art: la Israeli ArtWall, dos lienzos de los jóvenes artistas israelíes Shir Moran and Shiri Tarko; y las NYX Artwork Chairs, dos piezas artísticas en forma de silla creadas por el artista vigués Nano4814.

Adentrándonos por las escaleras encontramos Casas de Pájaro, del siempre sorprendente artista español Ampparito; un conjunto de casetas trasformadas a las necesidades diferentes de sus moradores que se presenta como un canto a la individualidad de cada circunstancia personal.

Subiendo al primer piso encontraremos el espacio expositivo presentado por Urvanity y la galería madrileña Swinton & Grant, donde cíclicamente se podrán descubrir las obras de algunos de los principales artistas de la escena local. La primera exposición está dedicada al artista E1000.

Ya en el patio de luces, Doa Oa nos hace crecer con sus intervenciones Reforestando y Sambucus Nigra: hojas, flores y frutos en constante crecimiento y movimiento; una naturaleza que nos hace renacer y resurgir casi como sinónimos de reforestar.

Como prólogo perfecto de la terraza y piscina la artista Julieta XLF conecta mar y aire a través de sus elegantes trazos que unen palomas y sirenas, plumas y escamas. Arriba, en lo alto, encontramos a las estrellas como embajadoras de la noche, las plantas como embajadoras de lo orgánico y los diseños de Lula Goce y Add Fuel como metáforas de lo extraordinario y la sorpresa.

Llegamos al final del recorrido: una piscina bañada por el diseño de un artista de dimensiones planetarias, Sergio Mora. El artista convierte la piscina en un espacio mágico y privilegiado, donde tras los ondulantes movimientos acuáticos se distingue un cielo estrellado que une la oscuridad del cosmos con los insondables misterios del fondo oceánico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here