En el corazón del Parque Natural de la Sierra de Espadán, nos encontramos el complejo hotelero Mar de Fulles. Tras 11 años de duro trabajo y esfuerzo, este hotel del municipio castellonense de Alfondeguilla, se ha convertido en el primer hotel autosuficiente y socialmente responsable de Europa. Sin ir más lejos, en el año 2016, el Parlamento Europeo le otorgó el precio Citizenergy, galardón que recoge la mejor iniciativa dentro del campo de las energía renovables y la economía colaborativa.

Por medio de este proyecto, sus propietario pretenden demostrar al mundo que es posible vivir una experiencia 100% sostenible en plena naturaleza.  Su aporte económico inicial fue de 6.000 euros, pero gracias a microcréditos, bancos éticos y muchas personas que les apoyaron, hoy Mar de Fulles es una realidad. Hoy Mar de Fulles es bañarse en la paz y tranquilidad de las hojas y los árboles de sus bosques.

Productos naturales en su construcción

El complejo está construido con cal, madera y termoarcilla y, en sus inicios, se plantaron 40.000 alcornoques para compensar las emisiones de CO2 de la construcción. “Somos neutros en CO2 y nuestro compromiso es mantener la negatividad en CO2”, asegura Juanma Urban. Además, la red de caminos que recorre el entorno se realizó a pico y azada durante año y medio sin utilizar medios mecánicos. Mar de Fulles funciona exclusivamente con energía solar, iluminación de bajo consumo y circuito cerrado de agua de un pozo propio con depuradora de filtros verdes. Muchos de los productos que utiliza en su cocina se cultivan en el propio huerto, sin utilizar ningún producto químico. Y, los productos que no proceden de su huerta ecológica son, en su mayoría, de productores de la zona o de comercio justo.

También te puede interesar:
Gran Hotel Inglés, un hotel de cinco estrellas en Madrid

¿Quién no se anima a disfrutar de todo lo que ofrece este hotel 100% respetuoso con el medio ambiente?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here