La decoración es una disciplina que mantiene varios puntos en común con la moda, uno de ellos, y quizás el más importante, es que ambas son disciplinas cíclicas, que se van reinventando continuamente, los estilos que funcionan por una temporada pasan años en el olvido y posteriormente vuelven a tomar protagonismo.

Como también ocurre con la moda, un punto importante es el aspecto estético, esto es, alcanzar el bienestar de las personas a través del gusto por lo estéticamente agradable. Y si bien existentendencias que se van reinventando, como en la moda, en decoración hay algunos estilos que son básicos, y uno de ellos es la decoración de estilo rústica, que como decimos, se reinventa continuamente.

¿Qué es el estilo rústico y cuáles son sus características?

Por definición, el estilo rústico es casual, cómodo y acogedor. Es una de las mejores opciones para conseguir una decoración relajada. Aunque nace en los ambientes rurales e incluye colores cálidos y materiales naturales, este estilo no solo es exclusivo de viviendas e interiores en casas de campo, sino que lo encontramos también en ambientes urbanos.

El estilo rústico es perfecto para lugares cálidos en los que disfrutar de la naturaleza exterior. No obstante, muchos interioristas proponen estas prácticas para lugares fríos, por la sensación de calidad que recrea. Además, no siempre es necesario decorar todo el hogar en un mimo estilo.

Los colores en la decoración rústica

Los colores más habituales en la decoración rústica son los tonos cálidos y neutros. Colores como el beige, los tonos arena, tierra y piedra son frecuentes. Por lo general, los colores en el estilo rústico se asocian a los tonos de los elementos inorgánicos de la naturaleza. En los ambientes rurales, todo acostumbraba a construirse con los materiales que se pueden conseguir cerca de la vivienda. Estos tonos son comunes en paredes, suelos, muebles y accesorios.

El modo de generar contraste con estos tonos neutros es usar colores verdes y rojos, o bien tonos anaranjados, pero en menor cantidad. Estos colores se pueden utilizar en accesorios, como cortinas o almohadones, para darle más vida a la decoración.

Los materiales, aprovechamiento del espacio

Al igual que los colores, los materiales usados en el estilo rústico son los que se encuentran en esos ambientes rurales, si hablamos del estilo rústico inicial. Las casas de campo están construidas a partir de madera, roca y barro, por lo que estos son los elementos que se usan en este estilo decorativo.

Para viviendas en la ciudad que quieren incluir este estilo rústico, al no poder utilizar materiales con tanta textura, una opción interesante es incluirlos en la decoración de diferentes modos. En lugar de usar una alfombra, en el suelo podemos incluir un firme, un piso de madera o cerámica, o una chimenea con buena salida de humos para darle un toque más rural. Como vemos, incorporar el estilo rústico en viviendas urbanas no es difícil, pues basta con pequeños detalles como agregar marcos de madera a las ventanas y usar accesorios de piedra o barro.

Los muebles, estilo artesanal

Con los muebles, la tendencia que se sigue es similar a lo que venimos comentando. Los muebles utilizados en el estilo rústico son en general de manera, con un estilo artesanal, y en ocasiones desgastado. Sin embargo, este desgaste es algo hecho a propósito, para potenciar esa idea de calidez, de espacio habitable, añejo.

Para encontrar muebles de estilo rústico basta con buscar pequeñas tiendas que se enfocan en este estilo o bien encargarlos a medida a artesanos de la madera. Los muebles en estilo rústico tienden a ser pesados y grandes. Además de la madera, el mimbre es un material muy común, especialmente para espacios exteriores.

Accesorios en el estilo rústico

La decoración rústica se completa con accesorios. El objetivo de los accesorios en cualquier estilo decorativo puede ser el de generar contraste o bien el de potenciar el estilo existente.

Para darle un sentimiento más natural es imprescindible echar mano de elementos vegetales: grandes plantas, centros de mesa con flores de estación, frutas, etc. Es frecuente también acudir a enseres rurales y colocar cuadros con imágenes de campo y naturaleza. Finalmente, en cuanto a la iluminación, no pueden faltar luminarias en tonos amarillentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here