Diferencias entre un extintor de polvo y uno de CO2

Los extintores son elementos contra incendios muy útiles siempre que se usen adecuadamente y que su composición sea la correcta. Porque no, todos los extintores no son iguales y hay que elegir e instalar el más adecuado en función del lugar donde se ubica y al tipo de incendio al que tendría que enfrentarse.

A continuación, vamos a detallar las diferencias entre un extintor de polvo y uno de CO2 en base a las características de cada uno. Esto ayudará en la elección del extintor, pero ante cualquier duda, lo mejor es conocer cuáles son todos los tipos de extintores que existen y siempre confiar en una empresa especializada en extintores para que te asesore de manera personalizada según tus necesidades.

Características de un extintor en polvo

Los extintores de polvo seco están compuestos por diferentes agentes extintores, pero los más usados y eficaces son el fosfato monoamónico y el bicarbonato potásico. Son los más adecuados para acabar con fuegos producidos por combustibles líquidos y con incendios eléctricos porque el polvo no conduce la electricidad.

Eso sí, aunque el polvo no es tóxico, al descargarse en un lugar cerrado puede provocar problemas de visibilidad y respiratorios. Tampoco hay que usarlos sobre una persona que se haya quemado porque el polvo se descompone creando un ácido que empeoraría la situación provocando quemaduras químicas.

Los extintores en polvo dejan residuos que han de limpiarse para que no sea corrosivos y no son capaces de crear una atmósfera extintora continua, por lo que, si la fuente del incendio permanece, el fuego de volverá a propagar.

Características de un extintor de CO2

El gas que compone este tipo de extintores no es combustible y no reacciona químicamente con otras sustancias, por lo que un extintor de CO2 es eficaz contra la mayoría de incendios. La nube blanca que se crea durante la descarga es fruto de la presión y de la capacidad de enfriamiento, no del polvo como en el caso anterior.

Sin embargo, los extintores de CO2 no son eficaces contra fuegos producidos por la combustión de elementos químicos que puedan crear su propio oxígeno, porque seguirán teniendo fuente de alimentación. Tampoco funcionan contra metales que descomponen el CO2 como el potasio, el sodio y el magnesio.

El CO2 puede provocar asfixia por pura lógica, por lo que hay que extremar las precauciones en el momento de su uso desalojando la habitación si es un espacio cerrado.

Estas son las características de ambos y, por tanto, las diferencias entre un extintor de polvo y uno de CO2. Si todavía no sabes cuál es el más adecuado para tu caso, no dudes en contactar con una empresa especializada en extintores para que pueda recomendarte el tipo de extintor más conveniente y para proceder a la instalación adecuada para que sea realmente útil en caso de emergencia.

Ir arriba