Esta puede que sea la primera cuarentena de nuestras vidas y, probablemente, el momento en el que mayor cantidad de tiempo libre tengamos a nuestra entera disposición. Sin embargo, no caer en la tentación de pasar el día tumbados en el sofá es muy difícil. No obstante, ese tiempo lo podríamos dedicar a hacer algunas pequeñas reformas en el hogar para las que no tenemos tiempo habitualmente y que nos permitirán disfrutar de la casa en todo su esplendor. Y ¿por qué no empezar por devolver el brillo y la naturalidad al parqué? Te lo explicamos todo en este post.

Pero ¿sabemos qué tipos de parqué existen?

  • Parqué multicapa. En este tipo de parqué, la capa superior y externa, que es la que queda a la vista, suele ser de roble o de cualquier otra madera de gran calidad. Sin embargo, en sus capas intermedias hay materiales encolados y de menor calidad que abaratan su coste. Se denomina también parqué flotante y es el más fácil de instalar.
  • Parqué de madera dura. El más habitual en este caso es el de roble, debido a su color neutro. Es, además, el más común en los hogares. Se procesa en forma de tablas que pueden colocarse casi con plena libertad; es muy duradero y un aislante térmico fenomenal. Por ello, se considera un elemento fundamental en cualquier vivienda sostenibley eficiente en términos energéticos.
  • Parqué industrial. Este tipo de parqué es bastante resistente y muy agradable desde el punto de vista estético. Presenta la ventaja, además, de que no es excesivamente caro. Está elaborado a partir de tablas de madera integrales y es bastante duradero, aunque para su instalación se requiere el trabajo de un profesional y debe barnizarse periódicamente. Es el más utilizado en pistas de baile y canchas deportivas de baloncesto.
También te puede interesar:
Una casa en Nueva Zelanda con forma de tienda de campaña

Cómo eliminar las manchas del parqué

Lo más normal es que, a la hora de pulir el parqué, no vayas a necesitar productos químicos para limpiar las manchas que se producen en él. Por ejemplo, si la suciedad se ha generado mediante grasas o tintas, suele ser suficiente con aplicar sobre la zona afectada polvos de talco y dejarlos actuar durante 24 horas antes de retirarlos con un trapo seco. Eso sí, la cosa se vuelve bastante más compleja si esas manchas han sido originadas por óxido. En ese caso, será necesario usar una combinación de agua oxigenada y amoniaco para quitarlas sin dañar gravemente la madera. También es posible que te encuentres alguna mancha de adhesivo en el parqué. Si así fuese, lo más útil será disponer de los productos adecuados para cada necesidad, como en este caso algo para eliminar manchas de pegamento. De este modo, tendrás la posibilidad de limpiar el parqué y no dejar rastro de la mancha. Por último, si lo que cae sobre la madera es un huevo necesitarás limpiar la zona rápidamente con un poco de sal y un trapo húmedo.

Abrillanta el suelo de parqué para que luzca siempre como nuevo

Ahora que ya sabemos los diferentes tipos de parqué que existen y cómo eliminar las manchas más habituales que se ocasionan en él, llega el turno de explicar cómo abrillantarlo. Esta labor también la puedes desempeñar fácilmente durante la cuarentena si tienes a mano los elementos apropiados. Sin duda, mezclar vinagre y limón es la opción más económica, tradicional y efectiva. Solo hay que verter ambos ingredientes en un cubo con agua caliente y aplicarlo sobre la superficie a tratar. Además, hablamos de dos magníficos desinfectantes. Para que esta solución sea más eficaz, basta con añadir un poco de vinagre blanco o de amoniaco en el preparado. En el momento de emplearlo, hazlo con un pulverizador y una mopa suave. Solo así, evitarás que el parqué se deteriore con el paso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here