Cómo renovar la cocina sin hacer obras

Pocas cosas son tan molestas como estar de obras en casa. Por desgracia, hay momentos en los que tu hogar necesitará una visita de los albañiles; sin embargo, si buscas hacer cambios en tu vivienda, y más concretamente en tu cocina, no siempre tendrás por qué pasar por ese trance.

A continuación, tienes unas cuantas ideas para reformar tu cocina sin tener que hacer obras en casa.

Lámparas nuevas

Uno de los cambios más sencillos y vistosos es sustituir las lámparas de la cocina por otras nuevas. Evidentemente, para que el cambio sea más notorio, tendrás que poner unas lámparas colgantes, aunque si tus lámparas ya lo eran, quizá sea más adecuado buscar el contraste de colocar un plafón en el techo.

Cenefas adhesivas

Las cenefas adhesivas de vinilo son otra gran solución. Se pueden colocar sin esfuerzo tanto en las paredes de la cocina como en el mobiliario y la transformación que proporcionan es radical.

La gran cantidad de diseños disponibles posibilita que puedas encontrar la cenefa ideal para tu cocina.

Cambia el suelo

Aunque es importante llevar la cabeza alta, también lo es mirar por donde pisas. Es por eso que el suelo es otro de los elementos que puede darle un aire totalmente renovado a tu cocina.

Las opciones más asequibles por las que puedes optar son: colocar un suelo de vinilo o poner el suelo de tarima. Con paciencia y un poco de maña, tú mismo podrás colocar tu nuevo suelo.

Mobiliario nuevo

Una obra supone hacer una reforma de tu cocina, modificarla para buscar nuevas posibilidades; no obstante, no es necesario meter a los albañiles en casa para tener una cocina nueva. La alternativa más fácil es cambiar los muebles de tu cocina: prueba a sustituir tu mesa de toda la vida por una nueva, mesas supletorias, unos taburetes… incluso las cortinas para darle un aire diferente a tus ventanas.

Lo bueno de cambiar los muebles es que es menos costoso y lo puedes hacer de manera gradual, según lo vayas necesitando y lo vayas pudiendo costear.

Cambia los tiradores de los muebles

A veces, ni siquiera es necesario sustituir los muebles de la cocina. Bastará con que les añadas algún pequeño detalle que aporte nuevos matices. Si no quieres complicarte la vida, puedes sustituir los tiradores de los muebles por unos nuevos. Te sorprenderás de cuánto puede cambiar una cocina con esta pequeña modificación.

Coloca barras para colgar y estanterías

Para optimizar el espacio de la cocina es necesario aprovechar cada rincón de la estancia. Por supuesto, las paredes ofrecen una buena oportunidad de almacenaje. ¿Cómo? Instalando una barra en la que colgar objetos como sartenes, jarras, etc. o colocando una estantería o una balda en la que dejar platos, vasos…

Nuevas luces LED

La iluminación puede darle un giro total a tu cocina. Los fotógrafos saben a ciencia cierta que un mismo espacio puede cambiar completo con otras luces. Prueba a colocar puntos de luces LED debajo de las estanterías y de las despensas. Utiliza luces cálidas, pero que den una buena cantidad de luz. Si tu cocina es más futurista/minimalista, puedes optar por luces un poco más frías, pero sin pasarte.

Cualquiera de estas sugerencias puede hacer que tu cocina recobre vida y que sientas como que la has cambiado por completo. Si combinas varias de estas sugerencias, el efecto renovador puede verse muy potenciado.

Ir arriba