Esta vivienda combina un estilo contemporáneo y tradicional conjugando sistemas constructivos tradicionales y calidad constructiva con reinterpretación de diseño de espacios y morfología fragmentada de cubiertas inclinadas invertidas que enriquecen la volumetría. Un proyecto llevado a cabo por el estudio de arquitectura Pulso Arquitectos.

casa lr 1

Acabados limpios y claros en su sencillez que se desarrollan en volúmenes más complejos para generar un espacio central en el jardín más privado y recogido, conectado con el espacio de salón-comedor para potenciar las relaciones interior-exterior. Las zonas privadas de la vivienda se articulan a partir de un distribuidor discreto y mimetizado con las carpinterías interiores que diferencia claramente la zona de día o pública con la zona de noche más privada. Las alturas y la forma de los volúmenes con cubierta inclinada invertida procuran espacios agradables y cálidos que recuerdan a las construcciones tradicionales, pero conectadas con la actualidad.

Descripción de proyecto

casa lr 7

El proyecto se basa en la conjugación de varios volúmenes que generan un patio privado, donde un porche cubierto y una piscina articulan un espacio al aire libre estancial, donde poder disfrutar en familia con niveles de privacidad controlados respecto a las vías públicas. Además, la gran encina existente en la parcela, que se respeta y se pone en valor en el proyecto, es la gran protagonista de la propuesta.

La distribución de las estancias, dividiendo los grupos de espacio por niveles de privacidad y de usos de día y de noche aportan riqueza estructural y espacial al conjunto. Los dormitorios, los baños y el distribuidor más privado se articulan en la nave situada más al norte de la parcela y los espacios más públicos se desarrollan más al sur para aprovechar al máximo su orientación.

También te puede interesar:
Una casa de hormigón que destaca por su sorprendente geometría

casa lr 13

Las fachadas a las vías públicas se desarrollan con el objetivo de respetar el entorno, siendo sobrias y sutiles y aportando iluminación natural a todos los espacios. Los acabados buscan una estética agradable, fusionando la arquitectura tradicional de la zona con conceptos más contemporáneos. Carpinterías metálicas, solados de barro y cerámicos, grandes ventanales y madera en el interior se reinterpretan para aportar calidez y modernidad a la vivienda.

La eficiencia energética, el confort térmico y la racionalidad constructiva en la distribución consiguen una vivienda equilibrada y contemporánea que se adapta a la actualidad. Los dormitorios tienen la polivalencia necesaria para adaptarse a diferentes usuarios y situaciones, tanto la habitación infantil como la habitación de invitados que puede convertirse en espacios diáfanos de trabajo, para hacer deporte indoor o cualquier otro uso. La cocina se dispone junto al espacio de salón-comedor pero conserva su independencia, aunque su posición en planta genera sinergias fácilmente entre estos tres espacios al poder mantenerse abierta o cerrada con un gran portón según se requiera.

Las carpinterías exteriores e interiores buscan aportar carácter propio a la vivienda, huyendo de la estandarización y prefabricación en una medida equilibrada y razonable para diferenciar el hogar propio. Los espacios con cubierta inclinada en el interior son agradables, cómodos y cálidos, en los que cabe destacar los cargaderos de hormigón para los huecos en fachadas que remarcan y potencian las vistas y la entrada de luz.