En la localidad surcoreana de Sokcho, se ha levantado una elegante y minimalista casa que cuenta con una fachada y tejado realizado en Hi-Macs Alpine White. Su diseño le permite integrarse con la naturaleza, cambiando de apariencia en función de su entorno.

Fascinado por el «festival de luces» que ofrece la naturaleza, el arquitecto francocoreano Woojin Lim (de AEV Architectures), quien ha ejercido su profesión en París durante más de 20 años, soñaba con construir una casa en su país natal, en simbiosis con el entorno y que pudiera interactuar con la naturaleza. El resultado final es un majestuoso tejado de un blanco inmaculado que constituye un cuadro viviente y refleja los infinitos matices que cambian con las horas del día, las estaciones, el color del cielo y la luminosidad ambiental.

El reto: construir una casa totalmente revestida de blanco

Hacer realidad este proyecto y garantizar su perdurabilidad no era tarea fácil. Los arquitectos suelen preferir utilizar materiales clásicos, como ladrillo o piedra, por ser más fáciles de mantener en los acabados exteriores. Cuando se necesita un exterior blanco, se suele recomendar pintura o paneles blancos para facilitar su renovación en caso de resultar dañado por la exposición a las condiciones climáticas.

Woojin Lim decidió aceptar este desafío, poco convencional en el inmovilismo de la arquitectura moderna. El arquitecto quedó fascinado por la ubicación frente al Monte Seorak, lo que le inspiró la creación de esta casa tan original que recuerda a los chalés de los Alpes.

Arquitectura que hace posible grandes ideas

Gracias a Hi-Macs, que ha permitido la creación de una arquitectura totalmente blanca, incluso el tejado –la parte más expuesta de la casa–, este proyecto es toda una nueva iniciativa en Corea.

A primera vista, la casa parece un gablete que está asentado sobre un sencillo hexaedro. Con su ángulo de 60°, el tejado recuerda a los chalés tradicionales de los Alpes nevados. Este ángulo, elegido después de una rigurosa búsqueda y experimentación, es el grado óptimo requerido para evitar que sea deformado por la nieve, la lluvia o el polvo.

La imagen geométrica del conjunto crea una experiencia visual interesante: la casa parece un «monolito único» más que un montaje de distintas formas, a pesar de la configuración asimétrica de la estructura.

Como el recubrimiento del edificio está separado de su estructura, las corrientes de agua de lluvia del tejado se dirigen hacia el interior del envoltorio vertical y no hacia el exterior. Este sistema de construcción, tan ingenioso como inusual, realiza la función del canalón del tejado en superficies exteriores, a la vez que conserva su blancura pura y radiante.

Hi-Macs Alpine White es una obra maestra

Para crear un edificio que permaneciera inalterablemente blanco, sin que se deteriorara a lo largo del tiempo, el arquitecto ha elegido Hi-Macs en la tonalidad Alpine White. Conocido por sus múltiples aplicaciones, en particular como recubrimiento de interior, sus cualidades intrínsecas –superficie uniforme, no porosa, termoformable y ensamblaje sin juntas visibles– junto con su capacidad de superar las pruebas del tiempo y del clima, hacen que sea el material perfecto para aplicaciones exteriores como las fachadas.

Otro criterio fundamental para elegir Hi-Macs ha sido la «reactividad luminosa» del material. Gracias a su óptima absorción de radiación y a la reflexión de la luz, refleja sin deslumbrar como lo haría una típica pared encalada. Además, las propiedades del material reaccionan a los cambios del entorno y reflejan el ambiente cambiante a lo largo del día en distintos matices de blanco.

Según Woojin Lim, «La decisión de utilizar Hi-Macs para crear la fachada era obvia. Una de las principales causas de alteraciones en una fachada son las corrientes de agua de la lluvia. Con Hi-Macs, un ensamblaje perfecto proporciona una solución a las ranuras verticales de otros materiales que hacen que la estructura sea permeable y aceleran el deterioro de la fachada a lo largo del tiempo».

En cuanto al interior de la casa, también se ha elegido Hi-Macs para el revestimiento de las paredes del salón. De esta forma la vivienda disfruta de todas las propiedades de la piedra acrílica permitiendo que el espacio irradie singularidad y elegancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here