Branding en la oficina: descubre que no puede faltar

Durante mucho tiempo, la oficina era vista como un lugar donde los trabajadores iban a realizar su actividad diaria, y aunque esto sigue siendo así, en los últimos las empresas han descubierto como este espacio también le puede ayudar a potenciar la imagen de su marca. Cada vez es más habitual encontrarse compañías que han apostado por realizar campañas de branding también en sus oficinas, convirtiéndose de esta forma en la primera herramienta de marketing para la empresa. El simple hecho de ofrecer boligrafos con logo empresarial a todos aquellos usuarios que la visiten, puede ayudar a ganar su fidelidad y que acuda a la empresa siempre que lo necesite.

¿Por qué es importante el branding en la oficina?

Para la mayoría de los trabajadores, la oficina se ha convertido en su segundo hogar, un lugar donde pasan muchas horas a lo largo del día, y en ocasiones, pasan más tiempo que en su propia casa. Debido a esta situación, las empresas deberían ofrecer un espacio lo más confortable posible, ya no solo pensando en sus trabajadores, sino también en las posibles visitas que se puedan recibir. Apostar por esta práctica puede ofrecer muchos, e importantes beneficios, a la compañía. Entre los más importantes podemos destacar los siguientes:

  • Se consigue un aumento de la motivación de los empleados a estar en un lugar más cómodo y agradable.
  • En relación al punto anterior, se consigue mejorar el rendimiento de los trabajadores.
  • Conseguir una mejor imagen de marca cara a todas aquellas personas que visiten las oficinas, lo que al final se transformarán en un mayor número de clientes potenciales.
  • Un mayor retorno de la inversión realizada.

Dónde implementar el branding en una oficina

Quizás uno de los puntos más complicados a la hora del branding en una oficina está en localizar las zonas dónde poder llevar a cabo ese branding. Hay que decir que cualquier espacio es bueno para llevar a cabo esta estrategia, espacios que pueden ir desde la misma puerta de entrada hasta las paredes de la oficina, lugar perfecto para colocar la imagen corporativa.

Dentro de la oficina, el mobiliario también puede ayudarnos a llevar a cabo la estrategia de branding buscada, así como elementos decorativos, siempre pensando en elementos que estén estrechamente relacionados con la marca.

Tampoco debemos olvidarnos de los puestos donde los trabajadores llevan a cabo su tarea, así como las salas de reuniones, lugares donde los posibles clientes se reunirán con personal de empresa para llegar a algún acuerdo de colaboración.

Aquí hemos comentado algunas ideas, pero son muchos los lugares donde se puede implementar el branding.

Cómo se puede implementar el branding en la oficina

Si has llegado hasta este punto, seguro que te estarás preguntando cómo poder implementar el branding en la oficina. Como suele ser habitual, son muchas las opciones que nos podemos encontrar, aunque a la hora de la verdad, la clave está en acertar con aquellas que mejor se adaptan a cada caso.

A la hora de implementar el branding, lo que se busca es que el público se familiarice con la imagen de la marca y para ello es indispensable una buena ubicación del logotipo de la empresa. Este debería estar en un lugar bien visible, como puede ser la puerta de entrada, alguna pared o la zona de recepción. Lo que se busca con esto es que quien visite la empresa tenga siempre presente la marca.

Otra de las cosas importantes es jugar con los colores y formas asociadas al logotipo, utilizándolos en las diferentes zonas de la oficina con el objetivo de crear un ambiente armonioso donde todo está relacionado.

El mobiliario es otro de los aspectos a tener en cuenta, ya no solo cara a los clientes, sino también a los empleados para que puedan realizar sus tareas de forma más confortable y eficientes.

Además de lo comentado, tampoco debemos olvidarnos de otros elementos, que pueden parecer menor importantes, pero que son perfectos para completar el branding en la oficina. Nos estamos refiriendo a elementos que lleven impreso el logotipo de la empresa y que podrán estar repartido por todo el espacio. Aquí nos podemos encontrar packs de bienvenida, tazas personalizadas con el logo de la compañía, el uso de folios y sobres con el logotipo impreso o cualquier otro elemento que pueda servir para que la marca esté siempre presente.

A lo largo de toda nuestra publicación hemos podido ver la importancia que ha adquirido el branding en las oficinas. Puede ser visto como la primera estrategia de marketing para aumentar la cartera de clientes, claro está, siempre que se haga de forma correcto. Debido a los muchos beneficios que puede ofrecer, pensamos que merece la pena invertir en ello ya que a la larga esa inversión se recuperará con creces. No lo dudes y apuesta por el branding en tu oficina, seguro que no te arrepentirás.

Ir arriba