Apuesta por el estilo nórdico a la hora de decorar tu salón

salón estilo nórdico

Con el paso de los años, suele ser habitual darse cuenta de que no estamos completamente identificados con la decoración elegida para nuestro hogar. Nuestros gustos decorativos van cambiando, al igual que lo hacen las tendencias. Lo que ayer estaba de moda o puede que esté totalmente desfasado. Esto suele ser muy habitual con el salón, una zona de la casa donde pasamos más tiempo y donde siempre buscamos el máximo confort. En el caso de que estés pensando en cambiar la decoración de esta zona de tu hogar, el estilo nórdico puede ser vuestro gran aliado. Un estilo sencillo y minimalista que siempre está de moda.

Si te gusta la idea de decorar tu salón siguiendo las directrices del estilo nórdico, sigue leyendo porque a continuación compartimos con vosotros algunas claves que debéis tener siempre presente.

Líneas sencillas

Si hay algo que destaca en el estilo nórdico es la sencillez. Hay que apostar por líneas rectas y sencillas, olvidándonos de recargar la zona con muchos objetos que al final no sirven para nada. Aquí es importante aplicar el principio de menos es más. Lo que hay que buscar es crear un espacio armonioso.

Apostar por los tonos claros

El color blanco es el auténtico protagonista en la decoración nórdica, y tiene su lógica ya que es un color que permite crear una sensación de mayor luminosidad. Que el blanco sea el predominante, no significa que no se pueda utilizar otros colores, pero siempre que sean claros, nunca oscuros ya que conseguiríamos el efecto contrario. Lo que sí se puede dar ciertas pinceladas de otros colores para romper con la monotonía, pero siempre sin abusar.

Espacios para crear sensación de amplitud

Otra de las claves dentro del estilo nórdico es la de crear zonas despejadas con las que crear una sensación de mayor amplitud. Para ello, deberíamos apostar por el uso de muebles que no cuenten con grandes dimensiones y que no impidan el paso de la luz natural proveniente de las ventanas.

No olvidarse de la naturaleza

La naturaleza tiene mucho que decir dentro de este estilo decorativo. Es la encargada de dar color a la decoración, además de aportar frescura, aunque siempre utilizándola en su justa medida. El problema de las plantas naturales es el mantenimiento, que requiere de nuestro tiempo y conocimiento. En el caso de no poder ofrecer ese mantenimiento, lo más recomendable es utilizar plantas artificiales que ofrezcan el mismo juego que las naturales.

Uso de elementos textiles

Por último hay que hablar de los elementos textiles que debemos tener en nuestro salón y que se encargarán de crear una sensación de mayor calidez. Por ejemplo colocar una manta sobre el respaldo del sofá, ubicar una alfombra en el centro de la estancia o bien jugar con diferentes tamaños de cojines. Estos elementos textiles son perfectos para jugar con otras tonalidades y darle más vida a esa zona de la casa.

Lo mejor de estilo nórdico, es que mezcla muy bien con otros estilos decorativos, para crear combinaciones muy llamativas. Si no te lo crees, os animamos a que lo probéis y nos contéis vuestra experiencia.

Ir arriba