Ahorro energético a través de los sistemas para reformas de calefacción y refrigeración en suelos, paredes y techos

Conseguir la mejor climatización posible para nuestro hogar es clave para crear un ambiente más confortable. Para conseguir esto, nos podemos encontrar diferentes opciones, pero las soluciones de climatización invisible por superficies radianes son las que vienen ofreciendo mejores resultados. En este sentido, la empresa Uponor acaba de detallar las ventajas que conlleva la incorporación de suelos, paredes y techos radiantes en la rehabilitación de cualquier vivienda.

Ventajas del uso de climatización invisible por superficies

  1. Mejor aislamiento térmico y calificación energética de la vivienda: mínimo consumo de energía y menor gasto en la factura energética (reducción estimada de costes del 64%). Estos sistemas trabajan entre 35º y 40º grados, mientras –por ejemplo- los radiadores tradicionales lo hacen a 80º
  2. Libertad total para la planificación del espacio, al eliminar barreras físicas como radiadores o aparatos de aire acondicionado
  3. Incremento del espacio útil de la vivienda, al menos en un 5% al no existir radiadores a la vista por lo que se crea un espacio con superficies totalmente útiles
  4. Revalorización del precio del inmueble y amortización rápida de la inversión
  5. Posibilidad de combinación con energías renovables de forma óptima, especialmente aerotermia
  6. Espacios más saludables al ser sistemas silenciosos y no generar movimientos de aire evitando la aparición de polvo, suciedad y manchas en las paredes
  7. Sensación térmica interior estable durante todo el año, entre 22º y 24º a través de una única instalación que proporciona calefacción y refrigeración
  8. Estado de confort uniforme, el frio y el calor no se producen en un único punto de la habitación y se reparten por todo el espacio
  9. Sistemas a medida para cada proyecto
  10. Instalación sencilla y rápida, aspecto clave en ahorro de costes en procesos de reforma
  11. Casi sin mantenimiento y sin necesidad de tener que limpiar – como los aparatos de aire acondicionado- ni purgar –como radiadores- antes de iniciar su uso

Dudas y beneficios al instalar un sistema de Climatización Invisible (calefacción y refrigeración) por suelo radiante

En el caso de la Climatización Invisible por suelo radiante existen varias opciones, tanto para obra nueva o reforma donde está previsto levantar el pavimento del suelo existente como opción Uponor Miinitec de bajo perfil que permite integrar en tan solo 15 mm de espesor una solución de suelo radiante (calefacción-refrigeración) y combinarlo con cualquier tipo de pavimento: porcelánico, mármol, madera, piedra…

Dudas y beneficios al instalar un sistema de Climatización Invisible (calefacción y refrigeración) por pared radiante

El sistema consiste en un entramado de tuberías plásticas que están embebidas en un panel de yeso de 15 mm, por las que circula agua caliente o fría, dependiendo del modo de funcionamiento deseado, ofreciendo un ambiente interior totalmente controlado. El sistema se puede instalar sobre cualquier tipo de pared ya existente y es un sistema constructivo “en seco” con pasta selladora y recubrimiento. Los metros cuadrados disponibles se reducen 6,5 cm (1,5 cm de la placa y 5 cm del espacio necesario para la conexión de las tuberías) por pared, que quedan compensados en la usabilidad de la habitación al eliminar radiadores o aparatos de aire acondicionado. Los paneles pueden pintarse o recubrirse con un vinilo o papel pintado directamente. Los paneles pueden ser perforados a posteriori para añadir elementos decorativos, siempre que se localice correctamente el paso de las tuberías antes de realizar el agujero.

Dudas y beneficios al instalar un sistema de Climatización Invisible (calefacción y refrigeración) por techo radiante

Formado por una placa de yeso de 15 mm con tuberías integradas suelen utilizarse para complementar otras soluciones de calefacción y refrigeración por paneles radiantes en suelo o pared. El sistema se instala directamente en el techo o en techos suspendidos. La termoactivación utiliza la masa térmica del hormigón de la propia estructura del edificio. En el interior se instalan tuberías que transportan el agua del sistema. Antes de su instalación en una vivienda debe analizarse detalladamente los puntos de luz del techo.

Ir arriba